América Latina busca crear santuario ballenero

SANTIAGO (AFP). Los países latinoamericanos cuentan con la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se celebra esta semana en Chile para avanzar en su propuesta de crear un Santuario Ballenero en el Atlántico Sur, aunque una votación a este respecto estaba aún en duda.

La propuesta busca crear una gran área protegida que abarque desde la línea del Ecuador hasta el paralelo 60 en la Antártida, donde quedaría prohibida para siempre la captura de los cetáceos y se promovería su conservación, junto con el aprovechamiento 'no letal' de sus recursos, una iniciativa en favor de la cual organizaciones conservacionistas despliegan un intenso lobby.

El aprovechamiento 'no letal' se refiere a la explotación turística de los avistamientos de ballenas y otras actividades científicas.

El planteamiento es defendido por 13 países de América Latina, que conforman el llamado grupo de Buenos Aires. Creado en 2005, está compuesto por Argentina, Belice, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay, más Colombia como observador.

La propuesta ya fue presentada en anteriores reuniones de la CBI. La última fue en Anchorage, en Estados Unidos, donde fue votada pero no logró la mayoría del 75% de los votos que se requerían para su aprobación.

La propuesta será presentada nuevamente en Santiago, pero no hay claridad si finalmente será sometida a votación. En los debates iniciales el ánimo de los delegados es evitar las confrontaciones, explicó a la AFP el delegado de Brasil, Bernardo Veloso.

"Crear una extensa zona protegida es vital para varios países de la región, que están sacando buenos dividendos de su aprovechamiento no letal", dijo Veloso.

"La posibilidad de no votar la propuesta depende de las condiciones creadas acá para desarrollar el futuro de la comisión", agregó el delegado.

La posibilidad de que no sea votada surgió a la par de que Japón supeditara este diálogo a la presentación de su controvertida propuesta para pedir la reapertura de la caza comercial de ballenas en cuatro localidades costeras.

En caso de que ninguna de las dos propuestas prospere, la reunión de la CBI se centrará en debates sobre su futuro, para determinar si vuelve a su espíritu original para regular actividades de pesca o adopta un carácter más conservacionista.

Pero organizaciones ecologistas advirtieron que este era el momento preciso para forzar una votación sobre el santuario ballenero del Atlántico Sur.

"Este es el mejor momento para votar una resolución. Después de 23 años, la reunión de la CBI se realiza en América Latina y en esta reunión hay un gran número de países balleneros que no participan", dijo a la AFP Aimee Leslie, del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat (IFAW, en inglés.

"La propuesta debe ser presentada, esa es nuestra apuesta", comentó por su parte, Milko Schvartman, de Greenpace.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes