Ciudad de México inicia con quejas y fallas la nueva verificación vehicular

La Ciudad de México comenzó a aplicar hoy un nuevo sistema de verificación vehicular para combatir la contaminación en la urbe, en medio de quejas y fallas con la tecnología de medición de las emisiones de los autos.

La principal falla durante el primer día de operación ha sido el rechazo en los centros de verificación de decenas de automóviles de año reciente al no contar con el Diagnóstico a Bordo (OBD-II, por sus siglas en inglés), que permite medir la emisión de contaminantes.

La secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Muller, dijo que los sistemas de los centros de medición operan con normalidad y atribuyó las fallas a los vendedores por no instalar o activar el sistema OBD-II en los autos.

Por ello, sugirió a los dueños llevar sus automóviles al lugar donde lo compraron para que se le active el OBD II, a fin de que la tecnología del centro de verificación pueda detectarlo y ejecutar el proceso.

Este rechazo provocó retrasos y largas filas en los centros de verificación, algunas en sentido contrario, y el funcionamiento parcial de la tecnología de los centros, de acuerdo con las quejas de los usuarios en redes sociales.

En la Ciudad de México funcionan actualmente 61 centros de verificación que son vigilados "en línea" o a través de visitas por las autoridades ambientales, una medida adoptada para combatir la corrupción y el tráfico de los hologramas de circulación.

Las nuevas normas de verificación estarán vigentes durante el segundo semestre de 2016 en los seis estados que forman la llamada Megalopólis: Ciudad de México, el Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Las autoridades endurecieron entre abril y junio pasado el Programa Hoy no Circula debido al incremento de la polución en la Ciudad de México en una temporada en que las condiciones climáticas no contribuyen a la dispersión de contaminantes.

Las restricciones aplicadas en ese periodo, durante el cual dejaron de circular 1,2 millones de vehículos a diario, permitieron reducir en 35 % las emisiones de monóxido de carbono y en 30 % de óxidos de nitrógeno.

A partir de hoy entró la nueva verificación, que contempla niveles de emisión más estrictos para los vehículos públicos y particulares, e incorpora el OBD para todos los autos modelos 2006 y posteriores, a fin de que circulen diariamente los que menos contaminen.

Todos los vehículos modelo 2005 y anteriores serán verificados a través de la llamada prueba dinámica, que es la que existe hasta ahora, dado que en esos años todavía no se instalaba el sistema OBD- II.

Los autos que obtengan el holograma 0 quedarán exentos de verificación por dos años y circularán diario, con el 1 dejarán de circular un día de la semana y un sábado al mes y con el 2 pararán un día de la semana y todos los sábados.

Los vehículos modelos 2016 en adelante (con holograma 00) estarán exentos de la verificación hasta un máximo de cuatro años, en virtud de que sus niveles de emisión contaminantes están garantizados hasta por 100.000 kilómetros.

Además, la nueva regulación faculta a las autoridades a retirar de manera inmediata de la circulación a los vehículos visiblemente contaminantes.

El objetivo de estas medidas es evitar la circulación diaria de al menos 1,7 millones de vehículos -de un parque de 5,4 millones- que obtuvieron de forma irregular en el segundo semestre de 2015 la certificación de que emiten pocos contaminantes.

Ello luego de que la Suprema Corte de Justicia determinara que la restricción a la circulación de vehículos debe ser en función de su emisión y sin importar el año del auto.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes