Legisladores españoles aprueban darle derechos a simios

MADRID (AP). A los legisladores españoles quizás no les preocupen los toros que mueren en los ruedos, pero han aprobado una iniciativa de ley que dice que los simios homínidos sí tienen derechos.

El comité ambiental del parlamento aprobó una resolución la semana pasada en la que instó al gobierno para que avale el llamado Proyecto Gran Simio, una organización internacional de 15 años de antigüedad.

El grupo sostiene que los grandes simios, como los gorilas y los chimpancés, merecen el derecho a la vida, que no se les quite su libertad de forma arbitraria y que se les proteja de la tortura debido a su similitud genética y conductual con los seres humanos.

El presidente internacional del proyecto, Pedro Ynterian, alabó la aprobación en España, como un hecho inaudito.

"Es la primera vez en la historia de la humanidad que un parlamento importante ha anunciado la aprobación de los derechos de los grandes primates", escribió el dirigente en el sitio de Internet de la organización. "Este es un paso importante hacia el apoyo gubernamental futuro por los grandes simios en todo el mundo".

La resolución, no obligatoria, exhorta al gobierno español que respalde el proyecto antes de cuatro meses y que presione a otros gobiernos europeos a hacer lo mismo.

Según la iniciativa aprobada, el gobierno tendría que prohibir antes de un año cualquier investigación que dañe a los grandes simios. También prohibe que sean utilizados en circos u otros tipos de exhibiciones con fines de lucro, aunque ellos todavía podrán ser mantenidos en zoológicos.

La oficina del primer ministro socialista José Luis Rodríguez Zapatero dijo que ahora depende del Ministerio de Medio Ambiente estudiar la iniciativa y hacer una recomendación sobre si avalará el proyecto.

Dentro de la comisión de asuntos medioambientales, la iniciativa ganó el respaldo de representantes de todo el espectro político español.

Pero el conservador Partido Popular afirmó que, aunque favoreció la resolución y la causa de la conservación en general, el haber tomado la decisión ahora, en momentos de penurias económicas _ como marchas, huelgas y protestas por los altos precios de los combustibles en todo España _ no fue en el mejor momento de sus relaciones públicas.

"Me siento un poco avergonzada", dijo la portavoz del partido Raquel Arias Rodríguez.

El periódico El Mundo dijo que fue curioso que los legisladores españoles invirtieran su tiempo tratando de defender a los simios en el país que dio nacimiento al toreo.

Una iniciativa de ley para prohibir el toreo tendría cero oportunidades de ser aprobada por la legislatura. La asistencia a los toreos puede estar bajando, pero la fiesta brava en España sigue siendo algo sagrado.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes