Con altos potenciales medicinales en el mundo

SAN JOSE (AFP) - La región centroamericana y el sur de México, que alberga unas 24.000 especies de plantas, de ellas 5.000 endémicas, tienen un alto potencial para desarrollar medicinas a partir de su biodiversidad, según los científicos.

Un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR) señaló que "en los últimos 25 años, de los 1.200 productos farmacéuticos que están en el mercado, un 40% tienen relación con productos naturales, sea como fracciones tradicionales, derivados o modelados de ellos".

La UCR recogió los criterios de un grupo de científicos de América Latina y Europa que recientemente se reunieron en territorio costarricense.

"Los expertos que participaron en el Simposio sobre Productos naturales como fuente de sustancias químicas con actividad biológica, coincidieron en que la región centroamericana es una de las más ricas en plantas con efectos potencialmente medicinales", señalaron los expertos.

Un miembro del Centro de Investigación científica de Yucatán (México), Luis Peña, precisó que "son 25 las zonas en el mundo en las cuales se encuentra el 44% de las especies vegetales existentes, las cuales representan solo un 1,4% del área terrestre del planeta".

"Una de ellas es la que comprende Centroamérica, desde Panamá hacia el norte, hasta las costas del Pacífico y del Golfo de México, constituida por 138.000 km2, la cual se caracteriza por ser una de las más ricas, con 24.000 especies de plantas, de las cuales 5.000 son endémicas", apuntó el estudio.

Según los científicos, "las plantas son las fuentes más abundantes de productos potencialmente medicinales, pues se cree que existen entre 300.000 y 750.000 plantas superiores en el mundo, de las cuales se ha estudiado menos del 10%".

Paradójicamente, el científico colombiano Fernando Echeverri, de la Universidad de Antioquia, dijo que "es interesante que la zona en donde hay más biodiversidad, es también donde se hallan las enfermedades 'huérfanas' (que a su juicio poco interesan a la industria farmacéutica), como la malaria, la leishmaniasis, la tuberculosis, la tripanosomiasis, la quistosomiasis y la helmintosis".

El foro que se realizó en Costa Rica señaló que "parece que la naturaleza nos dio la enfermedad y la vía para curar esas enfermedades, lo que no nos dio al parecer es la capacidad económica, científica u organizativa para hacer uso de la biodiversidad. Y todos los que trabajamos en esto, queremos efectivamente hacer eso: tomar recursos de la naturaleza y convertirlo en un producto farmacéutico".

Los científicos también resaltaron que "el presupuesto que se requiere para producir un nuevo medicamento es muy alto y desde la academia no se cuenta con él, incluso a veces ni los países lo tienen a disposición".

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes