Las ballenas y los sónares llegan a la Corte de EU

WASHINGTON (AFP). La Corte Suprema estadounidense anunció el lunes que estudiará en los próximos meses si el presidente George W. Bush podía exhimir a la Marina de las leyes que prohíben el uso de algunos sónares en la costa de California, donde perturban a las ballenas y otros cetáceos.

Una audiencia debe tener lugar antes de fin de año ante la mayor instancia judicial del país, cuya decisión no es esperada antes del inicio de 2009.

Desde hace varios años, organizaciones de defensa del medio ambiente libran una batalla ante los tribunales para que la Marina estadounidense no utilice sus sónares ultrasofisticados durante sus ejercicios en la costa de California.

Según estas organizaciones, los sónares son potencialmente catastróficos para los mamíferos marinos, y citan casos en las Bahamas y las islas Canarias, donde las frecuencias utilizadas por sónares han desorientado a estos animales y generado muertes masivas.

Tras un largo proceso jurídico, la justicia estimó en enero que la Marian debía respetar las leyes de protección del medio ambiente y los jueces fijaron una lista previsa de precauciones a tomar antes de usar estos sónares en las zonas cuestionadas, que albergan cinco especies de ballenas en peligro.

Pero el 16 de enero, Bush liberó a la Marina de estas reglas, destacando que sus ejercicios de entrenamiento eran "de interés primordial para Estados Unidos (...) y su seguridad nacional".

Las organizaciones de defensa del medio ambiente contra-atacaron asegurando que el presidente no tenía el poder de ignorar las leyes. Ganaron en primera instancia y en la apelación, pero el gobierno acudió a la Corte Suprema.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes