Acelerada adultez de un grupo de cachorros de león en zoo de EU

WASHINGTON ( AFP). Los leones están creciendo tan rápido últimamente... un día están tirando de la melena del padre o saltando tras la cola de la madre y al otro ya están listos para tener su primera cita.

Siete cachorros nacidos el año pasado de las hermanas leonas Shera y Naba en el Zoológico Nacional de Washington están por cumplir siete y ocho meses y, pronto, la precoz manada será separada.

" Todavía los llamamos cachorros y pensamos en ellos como bebés", dijo la cuidadora de los leones Rebecca Stites. " Si la madre no anduviera cerca, ellos no se las estarían arreglando tan bien".

Pero su juventud se está evaporando. Un grupo de expertos celebrará en las próximas semanas una reunión de emparejamientos para decidir dónde los jóvenes leones pasarán sus vidas adultas y con quiénes serán apareados.

En unos meses, las cuatro jóvenes hembras serán separadas del grupo para evitar que se apareen con el padre, Luke, y cuando tengan dos años todas habrán tomado caminos distintos para iniciar nuevas familias en otros zoológicos.

La idea es difícil de asimilar para Stites, que ayudó a cuidar a los pequeños leones africanos desde que nacieron. Shera tuvo una camada de cuatro en agosto de 2010 y Naba de tres en septiembre.

" Sabemos que no son nuestros animales, pero cuando trabajas con ellos tan de cerca es una enorme inversión" afectiva, dijo. " Piensas en ellos cuando no estás en el trabajo, te preocupas por ellos cuando no estás allí", explica.

Los cachorros de león son la primera camada doble que nace en el Zoológico Nacional y los primeros cachorros de león que tiene Washington en dos décadas.

Cada uno de sus movimientos ha sido transmitido en línea por cámaras web y son una de las principales atracciones de los turistas en el zoológico de la capital estadounidense.

El padre de cinco años, que llegó a Washington procedente de una reserva en Sudáfrica, es por sí solo un destacado personaje.

" Luke era el león genéticamente más valioso en Estados Unidos. Sus genes no estaban representados en ningún otro lugar entre la población cautiva en Norteamérica", dijo la portavoz del zoológico Lindsay Renick Mayer.

Un equipo de voluntarios controla al grupo de diez leones en un estudio de comportamiento, tomando nota de sus posiciones en intervalos de cuatro minutos para analizar lo que hacen, ya sea rugir, acechar a un hermano o masticar un hueso.

En Estados Unidos hay 99 instituciones que albergan 334 leones cautivos y nacen en promedio 26 cachorros al año, dijo Stites.

En la naturaleza, las hembras se quedarían con sus madres y los machos se separarían de ellas entre los dos y los cuatro años, para formar su propio grupo hasta que encuentren a una manada de hembras que puedan dominar.

Pero en los zoológicos, un programa de computadora ayuda a "identificar el valor genético de cada individuo león en cautiverio en Estados Unidos para emparejarlo en todo el país", dijo el portavoz Renick Mayer.

De esta forma no se secuestran leones de las sabanas para su exposición en zoológicos y los que fueron criados en cautiverio pueden ayudar a sus hermanos libres, que están clasificados como una especie " en peligro" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

" La verdad es que trabajan como embajadores", dijo Stites. "Atraen multitudes, hacen que la gente se interese en el ecoturismo y, con un poco de suerte, logran que la gente se preocupe por salvar las especies en general".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes