Acido fólico ofrece más protección de lo que se creía

WASHINGTON ( AP). El ácido fólico no sólo protege el desarrollo de los bebés contra malformaciones como espina bífida y anormalidades relacionadas, sino que también puede prevenir nacimiento prematuro y defectos cardiacos, según investigaciones recientes.

Estos defectos se han reducido en un tercio desde enero de 1998, cuando Estados Unidos decidió agregarle ácido fólico a algunos panes, cereales y pastas.

Dos estudios recientes, sin embargo, indican que la vitamina puede proteger aún más.

En el primero, especialistas en Texas analizaron los embarazos de 35,000 mujeres y descubrieron que las que dijeron tomar ácido fólico durante al menos un año antes de quedar embarazadas redujeron por la mitad el riesgo de tener un bebé prematuro.

Su riesgo de tener un nacimiento muy prematuro, en que el bebé tiene menos posibilidades de sobrevivir, se redujo aún más.

En el segundo estudio, expertos analizaron 1,3 millones de nacimientos en Quebec desde 1990 para buscar defectos de corazón, el defecto más común al nacer. Descubrieron que el nivel de defectos cardiacos graves al nacer cayó 6% al año desde que Canadá inició su propio reforzamiento vitamínico en sus alimentos en diciembre de 1998.

Debido a los informes, los especialistas en embarazos se preguntan si este es el momento de pedir al gobierno que aumente la cantidad de ácido fólico en ciertos alimentos para asegurar que las embarazadas ingieran suficiente.

Sin embargo, el nutriente puede resultar perjudicial para los adultos mayores: Altas cantidades en edades avanzadas pueden suponer riesgo de sufrir cáncer.

" La folacina asume el papel de un camaleón", explicó el doctor Joel Mason del centro de nutrición del la Universidad de Tufts, que está estudiando los posibles riesgos.

El ácido fólico es una versión artificial de la folacina, una vitamina B que se encuentra en vegetales de hierbas verdes, frutos cítricos y semillas secas. Todo el mundo necesita folacina porque contribuye al crecimiento de las células y, sin embargo, el cuerpo no produce suficiente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes