Arrestan a hispano sospechoso por disparo contra la Casa Blanca

WASHINGTON ( AFP). Un hombre de 21 años de origen hispano fue arrestado este miércoles en Pensilvania, noreste de Estados Unidos, en relación con disparos efectuados el viernes cerca de la Casa Blanca, uno de los cuales impactó en una ventana del edificio, informaron los servicios de inteligencia.

" El miércoles en la tarde, alrededor de las 12H35 (17H35 GMT) (...) la policía de Pensilvania localizó y arrestó a Oscar Ramiro Ortega-Hernández en un hotel cerca de Indiana, en Pensilvania", precisó en un comunicado Edwin Donovan, un portavoz de los servicios de inteligencia.

" La policía de Pensilvania mantiene en arresto a Ortega-Hernández", agregó.

El sospechoso, de 21 años, era buscado desde que el viernes por la noche se escucharon disparos en la Constitution Avenue a unos 600 metros de la Casa Blanca.

Cinco minutos después de las detonaciones, las autoridades localizaron un vehículo abandonado en esa vía en el que se hallaron pistas que llevaron al nombre de Ortega-Hernández.

" Estos indicios nos permitieron obtener una orden de arresto contra Óscar Ortega-Hernández", indicó Donovan.

El presidente estadounidense Barack Obama y su esposa Michelle se encontraban de gira en San Diego (California, oeste) en esa noche.

Los servicios secretos se encargaron de investigar los hechos dada la cercanía de la Casa Blanca. El martes encontraron una bala incrustada en una ventana blindada de la residencia del presidente estadounidense, y otra cerca de allí.

" Un bala fue detenida por un cristal antibalas colocado detrás de la ventana exterior original. Otra más fue encontrada en el exterior de la Casa Blanca", explicó Donovan.

" Estos daños todavía no han sido conectados de manera concluyente al incidente del viernes y se está llevando a cabo una evaluación en el exterior de la Casa Blanca", añadió.

Donovan no dio detalles sobre el incidente, como el calibre de las balas encontradas, el tipo de arma usada o la ventana donde fue encontrado el impacto.

Pese a que desde la Constitution Avenue se puede ver, a través de la Elipse, la fachada sur de la Casa Blanca, no está restringido el tráfico por ella y la gente puede caminar tranquilamente junto a la reja que delimita el jardín sur.

En esa fachada, la que se puede ver desde la Constitution Avenue, hay tres plantas. En la baja hay oficinas, la Sala del Mapa y las habitaciones en las que se exhibe la colección de porcelana de la residencia.

En el segundo nivel se encuentran estancias como la sala donde se dan las conferencias de prensa y la que acoge las cenas de Estado.

En el piso superior hay cuartos privados del presidente y su familia, incluidos el dormitorio principal, el comedor y una recepción.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes