Arroz genéticamente modificado, crucial frente a la sequía

MANILA ( AFP). La modificación genética podría ser la única forma viable de producir cantidades suficientes de arroz en el futuro a medida que la sequía, el cambio climático y la menguante superficie de campos afectan su cultivo, indicaron los expertos en un nuevo informe.

El arroz es el alimento básico de unos 3,000 millones de personas y el principal reto al que se enfrentan los productores es cómo aumentar la producción de este cultivo necesitado de agua, cuando el 70% de las zonas agrícolas se secan cada vez más, indicó el Instituto de Investigación Internacional del Arroz (IRRI en sus siglas en inglés) en la última entrega de su revista trimestral.

La biotecnología, el proceso de modificar los genes de un organismo para producir nuevos productos, se está convirtiendo en un importante instrumento para el instituto basado en Filipinas al enfrentarse al impacto del cambio climático, señala el IRRI en la publicación " Rice Today".

El instituto, basado en la ciudad universitaria de Los Baños, al sur de Manila, desarrolló un cantidad de variedades de arroz de alta productividad durante la llamada Revolución Verde de grandes avances en la agricultura a finales de los sesenta y principios de los setenta.

El ex director general del IRRI, Nyle Brady, señaló que el instituto tiene que usar la biotecnología para " desarrollar las variedades de arroz que utilicen eficientemente los nutrientes de la planta, que toleren condiciones adversas como la sequía y que sean resistentes a los insectos y las enfermedades" para reducir la necesidad de pesticidas.

Brady dijo que entendía " los motivos políticos por los que esto resulta difícil porque algunos países no quieren que la biotechnología se utilice para estos propósitos".

" Pero los países en desarrollo necesitan mejorar los cultivos mucho más que Estados Unidos", añadió Brady.

Gurdev Kush, profesor en la Universidad de California y ex científico del IRRI, reconoce que " el entorno para aceptar los cultivos genéticamente modificados no es todo lo bueno que debería ser".

El instituto estima que entre 15 y 20 millones de hectáreas de arroz de riego podrían enfrentarse a " algún grado de escasez de agua" de aquí a 2025.

Las áreas de cultivos genéticamente modificados aumentó en 2008 un 9,5% respecto al año anterior, para alcanzar los 120 millones de hectáreas repartidos en 25 países, dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes