Astronautas del Endeavour inician cuarta caminata espacial

HOUSTON, Texas(AP). Los astronautas Stephen Bowen y Robert Kimbrough iniciaron el lunes una nueva caminata espacial para completar una tarea sin precedentes, de lubricación y limpieza, para destrabar finalmente una junta y hacer que un ala de energía solar mire al Sol.

La tarea en la estación internacional ha sido complicada. Comenzó hace una semana.

Los astronautas no consiguieron finalizar la tarea de lubricación y limpieza de la junta luego de tres caminatas espaciales, así que la tarea fue añadida a la cuarta. Planean asimismo lubricar una junta similar en el ala solar izquierda, además de tomar fotos del equipo.

Si todo sale bien, el martes se realizará la primera prueba de la junta reparada.

La junta no ha sido usada mucho desde septiembre de 2007 porque las piezas estaban rozando, desprendiendo fragmentos de metal que la trabaron e impidieron que rotase hacia la luz solar. Eso limitó la cantidad de energía que el panel podía producir.

El comandante de la estación espacial Michael Fincke dijo que la energía generada por el ala ayudará a ampliar la tripulación de tres a seis residentes el año próximo y permitirá más investigaciones.

"Vamos a necesitar cada vatio de esa energía", dijo Fincke el domingo.

Justo antes del inicio de la caminata del lunes, la cuarta de la actual visita del transbordador Endeavour, la NASA añadió un 16° día a la misión. Los administradores de la misión en tierra deseaban dar a los astronautas más tiempo para reparar una máquina que debe convertir orina, sudor y condensación en agua potable.

El sistema de reciclaje de agua, valorado en 154 millones de dólares, fue entregado por el Endeavour junto con otros equipos considerados esenciales para permitir que se duplique a seis la cantidad de astronautas viviendo en la estación para 2009.

Dentro de la estación, otros astronautas continuaron tratando de reparar un procesador de sudor y orina. El procesador es parte de un sistema recién entregado que convierte orina, sudor y condensación en agua potable.

El comandante Fincke y el astronauta Donald Pettit, tripulante del Endeavor, cambiaron el emplazamiento de una centrífuga en el procesador de orina.

Estaba colocada en unas arandelas de goma a fin de reducir la vibración y el control de la misión le pidió a Fincke que las retiren y que sólo refuerce la pieza directamente.

Los astronautas han conseguido colectar muestras de agua reciclada para el regreso a la Tierra, usando mayormente condensación. La NASA preferiría más orina, pues para ello fue diseñado el sistema.

Nadie puede beber el agua reciclada hasta que los análisis en tierra muestren que es segura. Muestras adicionales serán colectadas en la próxima misión del transbordador espacial, en febrero, para confirmar que todo está funcionando apropiadamente. El objetivo de la NASA es que para junio haya seis personas viviendo en la estación.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes