Astronautas concluyen segunda caminata espacial

CABO CAÑAVERAL, Florida(AP). Dos astronautas del Endeavour concluyeron una segunda caminata espacial para reparar una articulación atascada en la estación internacional, y ahora tuvieron más cuidado en asegurar bien su bolsa de herramienta.

Heidemarie Stefanyshyn-Piper y Shane Kimbrough regresaron a la estación espacial después de seis horas y 45 minutos fuera del complejo.

Los astronautas trataron de reparar el jueves por la tarde la articulación atascada que tiene la función de seguir el curso del sol para generar energía.

Antes de iniciar la caminata, los astronautas hicieron una doble y hasta triple revisión para tener la seguridad de que la bolsa de las herramientas estaría bien sujeta durante la caminata.

El martes, la bolsa de herramienta que portaba Stefanyshyn-Piper se perdió en el espacio mientras la astronauta retiraba lubricante a una engrasadora que perdía líquido en la primera caminata espacial de la nueva misión. El bolso extraviado era más grande que el usado el jueves y según la NASA tenía un costo de 100,000 dólares.

"Bienvenidos", dijo el comandante del transbordador Endeavour, Christopher Ferguson. "Trabajo fantástico".

En la segunda caminata hubo dos contratiempos menores. El traje espacial de Kimbrough presentó elevados niveles de dióxico de carbono y tuvo problemas de comunicación con el Control de la Misión. Ninguna situación puso en riesgo al astronauta.

Están previstas otras dos caminatas durante la misión de casi dos semanas de los tripulantes del Endeavour en la estación espacial.

La primera caminata espacial en la visita del Endeavour ocurrió al cumplirse el 10° aniversario del lanzamiento de la primera pieza destinada a la estación espacial.

La tarea principal de los caminantes espaciales a unos 350 kilómetros (220 millas) de la tierra, fue limpiar y lubricar el empalme trabado, así como reubicar un carril usado en la parte exterior de la estación espacial y lubricar el extremo del brazo robótico de la estación.

El empalme trabado ha sido usado con escasa frecuencia desde septiembre de 2007, afectando la producción de energía en la estación espacial. La falta de lubricación hizo que partes dentro del empalme se frotaran juntas, produciendo virutas de metal que afectaban el movimiento del aparato.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes