Astronautas de estación espacial hacen reparación urgente

CABO CAÑAVERAL, Florida, EU ( AP). Dos astronautas tuvieron que hacer el sábado una caminata espacial de emergencia para realizar una de las reparaciones más urgentes y difíciles que se hayan efectuado en la Estación Espacial Internacional.

Al amanecer, los astronautas Douglas Wheelock y Tracy Caldwell Dyson salieron del laboratorio espacial para reparar un importante sistema de ventilación, pero luego de ocho horas se les acabó el tiempo antes de poder concluir su tarea.

Lo que es peor, una considerable cantidad de amoníaco se escapó, obligando a los astronautas a dedicar tiempo para limpiar de sus trajes espaciales cualquier rastro del compuesto tóxico.

Su misión era reemplazar una bomba de anticongelante de amoníaco que estaba rota, un trabajo tan difícil que hizo necesaria la realización de dos caminatas. No se sabía de inmediato si se necesitaría una tercera.

A mediados de la caminata del sábado, Wheelock y Caldwell Dyson no pudieron zafar de la bomba averiada una de las cuatro mangueras de amoníaco presurizado.

"¡Oh! Esta cosa no se está aflojando", le dijo Wheelock al Control de Misión.

Caldwell Dyson flotó a su lado, incapaz de ayudar mucho a causa de lo apretado del espacio en que se movían. Los dos estaban tan cerca que los cascos chocaban entre sí.

Retrasados para ese punto, los astronautas consiguieron zafar tres de las cuatro mangueras. Wheelock trató una vez más de desconectar la manguera trabada, golpeando el botón con una herramienta especial. Le dio resultado.

El Control de Misión estalló en aplausos.

Pero el entusiasmo se aplazó por el chorro de amoníaco que escapaba.

Los astronautas consiguieron frenar el escape cuando conectaron nuevamente la manguera problemática. Para entonces quedaba poco tiempo para seguir trabajando, pues la caminata llegaba a siete horas. Los astronautas regresaron al compartimiento sellado e inspeccionaron los trajes para eliminar contaminación con amoníaco, un proceso que extendió la caminata a ocho horas y tres minutos, la tercera más larga en la historia.

La bomba de amoníaco tuvo que ser clausurada el fin de semana pasado, lo que paralizó la mitad del sistema de ventilación de la estación. La bomba debe llevar anticongelante a la parte derecha del complejo para evitar el recalentamiento de los equipos.

La NASA dijo que el incidente fue grave pero que no puso en peligro a la tripulación. Incidentes adicionales podrían dejar la estación en una situación precaria y por eso la NASA quería resolver el percance con rapidez.

La caminata espacial del sábado fue la primera hecha por astronautas estadounidenses, sin la presencia de un transbordador, desde el 2008.

La tripulación incluye tres estadounidenses y tres rusos. Caldwell Dyson está a bordo desde abril y Wheelock desde junio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes