Aves hawaianas confunden luces de estadio con la luna

KAPAA, Hawai ( AP). Los partidos de fútbol estadounidense que tradicionalmente se realizaban el viernes por la noche en la isla de Kauai han debido cancelarse por una causa poco convencional: Las aves jóvenes que emigran al océano confunden las luces del estadio con la luna y las estrellas, lo que ocasiona que se desorienten, se vayan a pique y sean presa de los gatos.

Los directivos de la escuela cancelaron los partidos del viernes por la noche durante prácticamente toda la temporada en Hawai, pasándolos al sábado por la tarde. Ello ha disgustado a los habitantes, quienes no pueden creer que su diversión tradicional haya sido alterada por culpa de una bandada.

Muchos aficionados se han presentado a la tribuna con camisetas que condenan la nueva política, y suelen expresar su descontento durante los partidos.

" Debido a que estamos a la mitad del Océano Pacífico, no tenemos mucho que ofrecer a nuestros hijos. En un viernes por la noche, nuestros chicos están ansiosos de ir a los partidos", dijo Lori Koga, cuyo hijo de 17 años es linebacker y corredor del equipo principal de la escuela secundaria Kauai. " Y ellos nos han quitado también esto".

El ave amenazada es llamada pardela de Newell (Puffinus newelli), cuya población llegaba a unos 80,000 a mediados de la década de 1990. Ha caído 75% en los años recientes, ante el crecimiento de Kauai y el encendido de más luces que confunden a esta especie.

Estas aves realizan su primer vuelo unos meses después de eclosionar de sus huevos, colocados en tierra, en los bosques húmedos de las montañas de Kauai. Los polluelos, algunos de los cuales todavía no desarrollan plenamente su plumaje, son proclives a confundir las luces brillantes de campos deportivos, hoteles, estacionamientos y otros lugares, con la Luna y las estrellas, lo que ocasiona que vuelen incesantemente en círculos.

Se agotan y terminan cayendo. En el suelo, son presa frecuente de los gatos o pueden ser aplastados por vehículos, al menos que algún voluntario acuda al rescate. La especie es amenazada también por cerdos y cabras que aplastan sus nidos.

" Cuando caen, normalmente les resulta muy difícil alzar otra vez el vuelo. Necesitan de la brisa para impulsarse o un lugar adecuado para despegar", dijo Scott Fretz, gerente del programa de vida silvestre en el estado. " Son presa fácil de los gatos que hay por todas partes".

El problema con el fútbol estadounidense es que las aves suelen emprender sus primeros vuelos entre el 15 de septiembre y el 15 de diciembre de cada año, justo a media campaña.

La mayoría de los partidos se realiza ahora el sábado por la tarde, salvo en los días más cercanos a la Luna llena. Las escuelas permiten en esas fechas que los encuentros se realicen más tarde, porque las aves tienen menos probabilidades de confundirse con las luces artificiales.

El cambio a los partidos sabatinos ha alterado una tradición en Kauai, una isla donde antes sólo había cañaverales y que ahora es conocida principalmente por sus tranquilos centros turísticos.

La pequeña comunidad de unos 60,000 habitantes no tiene salas de conciertos, parques de diversiones ni equipos deportivos universitarios. Así, el fútbol estadounidense practicado en las secundarias representa el único espectáculo disponible.

La asistencia a los partidos se ha reducido pues algunos padres de familia tienen que trabajar por las tardes o llevan a sus hijos a otras actividades. Los partidos sabatinos han atraído a un promedio de 1,173 personas en lo que va de la temporada _unas 200 menos que el promedio de la campaña anterior_.

Algunos aficionados no quieren sentarse bajo los rayos del sol, y los jugadores se quejan por el calor vespertino.

El Departamento de Justicia informó que las autoridades ambientales notificaron al condado en el 2005 acerca de que las luces estaban afectando a los pájaros, una infracción a la Ley de Especies en Peligro y al Tratado sobre Aves Migratorias.

El gobierno señaló que el condado no instaló luces con pantallas que dirigieran el haz hacia la cancha, algo que reduciría el riesgo para las aves.

Finalmente, el condado llegó a un acuerdo con los fiscales, según el cual, instalará luces con esas pantallas en los tres campos de fútbol estadounidense de Kauai para la próxima temporada. Cualquier partido nocturno del año próximo tendrá que jugarse con esas luces especiales, y el condado deberá depositar una fianza para cubrir multas en caso de que haya aves muertas durante los encuentros.

" Esta es una situación seria, y estamos en camino de ver la extinción de esta especie si no tomamos medidas responsables", dijo Fretz.

En tanto, los residentes de la isla, como Rich Rapozo, advirtieron que algunas personas se han planteado la posibilidad de negarse a rescatar a las aves que vean en el suelo, en protesta por la suspensión de los partidos.

" Las autoridades prefirieron a los pájaros que nuestros keiki", dijo Rapozo tras un partido sabatino, usando la palabra japonesa que significa niños.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes