Californiana muestra su nueva mano transplantada

LOS ANGELES ( AP). Una madre de 26 años que perdió su mano derecha en un accidente de tránsito hace cinco años se reunió con sus cirujanos para mostrarles su nueva mano donada.

La residente del norte de California fue sometida al injerto de la mano donada el mes pasado en el Centro Médico Ronald Reagan de la UCLA, en Los Angeles.

Los médicos dijeron que hasta hace poco vivió con una mano prostática y deseaba un transplante para cuidar mejor a su hija.

En una operación de 14 horas, un equipo de casi 20 cirujanos, enfermeras y personal auxiliar le injertó la mano de un donante muerto y procedió a conectar los huesos, arterias, venas, nervios y tendones.

Fue el 13er transplante de mano realizado en Estados Unidos y el quinto en ese hospital.

La paciente pudo mover sus dedos poco después de la operación. Encara varios meses de rehabilitación y debe tomar fármacos el resto de su vida para evitar el rechazo.

Los transplantes de mano han progresado mucho desde el primero en Ecuador en 1964 antes del desarrollo de la terapia moderna inmunosupresora. El transplante fracasó tras dos semanas y el paciente tuvo que ser sometido a la amputación de la nueva mano.

Casi tres décadas después, los médicos franceses realizaron en 1998 un transplante de mano que duró dos años. El paciente no tomó medicamentos para evitar el rechazo como le había sido prescrito y su organismo la rechazó.

Desde entonces se han realizado más de 40 transplantes en todo el mundo, entre ellos varios de ambas manos. El primer receptor estadounidense de esa práctica, en 1999, ha vivido con la mano transplantada un poco más de una década.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes