Cambio climático, deforestación y minería amenazan extinguir 64 especies en Perú

El cambio climático, la deforestación y la minería han puesto "en peligro crítico de extinción" en Perú a una diversidad de especies que incluyen tortugas, cocodrilos, aves, ranas y monos, según una investigación del ministerio de Agricultura.

" Existen 64 especies en peligro de extinción y hay más 500 especies amenazadas de la fauna silvestre peruana", señala un estudio de la Dirección Forestal y Fauna Silvestre de ese ministerio, realizado por 150 investigadores peruanos y extranjeros.

" La región de Huánuco (sureste) y la selva central son los lugares con más especies en peligro, según la investigación del 2010 al 2013 que partió del último estudio en 2004 donde registró 30 especies en peligro de extinción", dijo a la AFP la bióloga Karina Ramírez, directora Forestal y de Fauna Silvestre.

Perú alberga 465 especies de mamíferos y 1.785 de aves. Es el segundo país en el mundo con mayor diversidad en ambas categorías de fauna y el séptimo en el planeta respecto a la diversidad de especies de reptiles con 307 variedades, según el organismo forestal.

" En estos últimos años se agregó un nuevo enemigo a la fauna silvestre: el cambio climático, que está matando especies en montañas y zonas húmedas", señaló Ramírez.

Las otras causas son la deforestación por tala ilegal y por la migración a la selva de comunidades andinas, que destruyen árboles para sembríos, la minería que contamina suelos y ríos, y la caza furtiva.

La bióloga sostiene que en peligro crítico de extinción están 33 anfibios, como la rana de Junín, la rana de Arequipa, la rana del Titicaca, 15 especies de aves, como el churrete real, el zambullidor de Junín, el suri y el gaviotín peruano.

En la lista hay cuatro especies de reptiles, como el cocodrilo de Tumbes, la tortuga de carey, 10 mamíferos, como el tapir andino, el mono choro de cola amarilla y el guanaco, además de dos especies de invertebrados.

" Los anfibios son los más sensibles al cambio climático porque al subir la temperatura desestabiliza su hábitat de humedad y calor. Por ese desequilibrio han aparecido hongos en la piel de una especie de rana y la está matando", expresó.

La rana de Junín, muy buscada por su carne, y un ave llamado zambullidor están afectados por la contaminación de lagos y ríos en la zona debido a la minería.

"El Gecko de Lima, una lagartija nocturna de color rojiza amarilla de dos a tres centímetros, que vive en los rincones de las huacas (santuarios), está en peligro porque al limpiar esos lugares para su restauración destruyen su hábitat", señaló.

José Luis Mena, especialista de la ONG conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), dijo a la AFP que, tras conocer las especies en peligro de extinción, el gobierno "debe aplicar planes para sacarlas de lista, para su recuperación y conservación de las poblaciones, al igual que se hizo en otros países que realizaron ese proceso".

" La WWF-Perú está dispuesta apoyar con sus especialistas para salvar algunas especies", aseguró.

" Si no se toman medidas inmediatas, es probable la extinción de especies", dijo y recordó que al 'ratón arrozalero de Zúñiga'", un pequeño roedor de las lomas de Atocongo y del distrito limeño de San Juan de Miraflores (sur) no se le ubica desde 1949, " pese a las investigaciones realizadas".

Las zonas más afectada por el cambio climático están por encima de los 3.000 metros de altura porque tiene muchos pisos climáticos.

A fin de proteger a las especies, Perú se comprometió en 2009 ante organismos internacionales a conservar 54 millones de hectáreas de bosques hasta 2021 -de una existencia de 73 millones- a fin de mantener los beneficios que generan respecto al secuestro de carbono, que contribuye a reducir el calentamiento global.

Sin embargo, la WWF-Perú advierte que falta una estrategia sobre las 19.000 hectáreas restantes.

La entidades ambientales advierten de manera reiterada que la Amazonía peruana está expuesta a un agresivo programa estatal de exploración petrolera y explotación minera, que además de generar contaminación, ha chocado con las comunidades indígenas de la región y afectado su hábitat.

Perú será sede en diciembre de la Conferencia de las Partes (COP20) que reunirá a más de 15.000 personas de 194 países para acordar estrategias para enfrentar el cambio climático, proteger el medio ambiente y salvar a las especies en peligro de extinción.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes