Cambio climático influye en gigantesco glaciar argentino

BUENOS AIRES (AFP) - El arco de hielo de 60 metros de altura y miles de toneladas de peso del gigantesco glaciar argentino Perito Moreno se derrumbará por primera vez en el invierno austral, en un fenómeno que puede vincularse con el cambio climático global, según científicos y ecologistas.

El cíclico desmoronamiento del dique de hielo que encierra un brazo del lago Argentino, en los Andes australes, debe producirse en el verano, pero se anticipó imprevistamente.

"Esta es la primera vez que el glaciar rompe en invierno. Puede que esté relacionado con el calentamiento global, pues el aumento de la temperatura afecta la resistencia del hielo", dijo Carlos Corvalán, director del Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz (sur).

El derrumbe es uno de los espectáculos naturales más imponentes del mundo, que atrae a decenas de miles de turistas.

Francisco Ferrando, geógrafo y profesor de glaciología de la Universidad de Chile, dijo el lunes a la AFP que "lo que se podría relacionar con el calentamiento global es, por una parte, un muy probable adelgazamiento".

"Por otra parte -agregó Ferrando- (hay) un incremento de la pérdida de masa del frente del glaciar, lo cual redundaría en un menor numero y menor duración de los períodos en que el hielo entra en contacto con la ribera del lago".

El glaciar Moreno está ubicado a unos 2.800 Km al sudoeste de Buenos Aires, con una superficie de 275 kilómetros cuadrados y un frente que mide entre cuatro y cinco kilómetros.

La masa de hielo debe su nombre a uno de los pioneros argentinos en la exploración de la región patagónica (sur) y forma parte del sistema llamado Hielos Continentales.

Los glaciares de la Patagonia retroceden a causa del cambio climático, según un estudio del Centro Austral de Investigación Científica (CADIC).

Sin embargo, el Perito Moreno avanzó sobre el lago Argentino, debido a fenómenos sísmicos o por cambios en las condiciones de drenaje del hielo, según el oficial Instituto Antártico Argentino.

"Los factores de la ruptura en invierno pueden ser muchos, empezando con que el hielo de la punta tiene unos 400 años, lo que implica que puede estar débil", dijo el lunes otra fuente de Parques Nacionales.

Los científicos han registrado desde 1917 avances y retrocesos en el coloso de hielo, cuyos ciclos de crecimiento y ruptura se han tornado irregulares a causa del calentamiento planetario, según estudios oficiales.

La ruptura invernal del Glaciar Moreno es un indicador del cambio climático, aunque unos analistas dicen que el planeta se calienta por las emisiones de gases y otros que los cambios son periódicos, dijo Norberto Ovando, experto de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas al portal del diario local Río Negro.

La caída del puente de hielo se producía a intervalos de cuatro a seis años, pero tardó 16 años hasta repetirse la madrugada del 14 de marzo de 2006, ante unos 10.000 visitantes y millones de espectadores por la TV.

Ferrando añadió que "la presencia de grietas es algo propio de las lenguas de hielo y son de variado tipo".

"Lo que está aconteciendo (en el Perito Moreno), al igual que en diversos glaciares del mundo, incluidos Groenlandia y las Plataformas de Hielo de la Antártica, es la formación de lagunas de agua de fusión en superficie. Esta agua, al infiltrarse por las grietas de un glaciar aumenta su ancho y provoca incremento de la fusión interna", indicó el catedrático.

Unos 100 glaciares se reducen en Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Austria, Noruega, Suecia, Italia, España y Suiza, según estudios de cambio climático.

"En los últimos 20 años los glaciares a lo largo de la Patagonia han disminuido en su extensión entre un 10% y un 20%", había informado el Instituto Argentino de Nieves, Glaciares y Ciencias Ambientales de Mendoza (oeste).

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes