Canadá convoca una mesa redonda sobre los oso polares

OTTAWA (AFP). Canadá anunció el jueves que mantendrá conversaciones sobre los osos blancos con los Inuit, postergando por ahora una decisión sobre la protección de este animal convertido en símbolo de la lucha contra el calentamiento global en el Artico.

La decisión anunciada por el ministro de Medio Ambiente John Baird ocurrió el día de la entrega por parte de una comisión científica de su informe final, confirmando que considera "preocupante" la situación del oso polar pero sin calificarlo de una especie amenaza o en peligro de extinción.

"El oso blanco es un símbolo icónico de Canadá. Debemos asegurarnos que no está en peligro o amenazado" en Canadá, declaró Baird, subrayando al mismo tiempo que tenía el deber de colaborar con los Inuit en este tema.

Los líderes Inuit canadienses se oponen a que el oso polar sea considerado una especie amenazada, insistiendo en la importancia de este animal para la economía local, fundamentalmente para la caza.

"También podemos aprender de los conocimientos tradicionales autóctonos e Inuit", declaró Baird, convocando a "una mesa redonda nacional" que reunirá antes de fin de noviembre a grupos ambientalistas, representantes de los pueblos Inuit y amerindios, legisladores políticos regionales así como expertos científicos.

Unos 15,000 osos blancos viven en el Gran Norte canadiense de los 20,000 a 25,000 que pueblan el planeta. El Comité sobre la situación de las especies en peligro de Canadá Canada (COSEPAC) destaca que aunque la población de osos disminuye en algunas regiones de Canadá, se mantiene estable o aumenta en otras.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes