Cantidad de embarazadas con diabetes se duplicó

WASHINGTON (AFP) - La cantidad de mujeres embarazadas que sufren diabetes se duplicó en Estados Unidos en seis años, lo que hace temer que una gran proporción de sus hijos tengan un riesgo mayor de ser diabéticos, según un estudio publicado el lunes.

Sus autores examinaron a 175.249 mujeres que dieron a luz en once hospitales de la fundación Kaiser Permanente en California entre 1999 y 2005.

Descubrieron que en 2005 hubo más del doble de nacimientos de niños cuya madre era diabética que seis años antes.

Esta tasa se multiplicó por cinco en el caso de las madres adolescentes de 13 a 19 años, precisaron los investigadores de esta fundación sin fines de lucro, la mayor organización de administración de cuidados médicos en Estados Unidos.

Cincuenta y dos por ciento de las mujeres del estudio eran hispanas, 26% blancas, 11% asiáticas y 10% negras.

"Una cantidad creciente de jóvenes mujeres ingresan en sus años de gestación con diabetes en parte a causa del hecho de que nuestra sociedad sufre cada vez más de obesidad", subrayó la doctora Jean Lawrence, investigadora de la fundación Kaiser, principal autora de este informe.

"Cuando no sabemos cómo impedir la diabetes de tipo 1 (o diabetes juvenil), las medidas que buscan reducir la incidencia de la diabetes de tipo 2 deben ser tomadas antes que las jóvenes ingresen en sus años de pubertad", añadió.

El riesgo de volverse diabéticas para las mujeres antes de quedar embarazadas es mayor para ellas y sus hijos que el de desarrollar una diabetes gestacional, que ocurre en el 8% de los embarazos.

Esta forma de diabetes se produce cuando el embarazo desata una resistencia a la insulina después de los tres meses, generando un incremento de la tasa de glucosa en la sangre de la madre.

La diabetes gestacional está a menudo ligada a fetos más grandes, a una obesidad infantil de la madre y a un riesgo maternal incrementado de desarrollar una diabetes de tipo 2.

En las mujeres predispuestas a sufrir diabetes, los riesgos de abortos, de muerte del feto y de malformaciones en el bebé son más elevados, debido a una tasa de azúcar sanguíneo demasiado elevada durante los tres primeros meses críticos del embarazo, cuando se desarrollan los órganos del bebé.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes