Chile: Trasplante de órganos en crisis por pocos donantes

SANTIAGO (AFP) - El paciente necesitaba un nuevo corazón y aguardó 27 días para recibir uno, en un ejemplo más de la crisis que atraviesa el sistema de trasplantes de órganos en Chile debido a la escasez de donantes que podría hacer que mueran 400 de las 1.600 personas que se encuentran en lista de espera.

Geraldo Zamorano, de 57 años y afectado por una aguda miocardiopatía hipertrófica, fue trasplantado con éxito el domingo en el Hospital de la Universidad de Chile, pero hasta entonces mantuvo en vilo a sus familiares debido a su gravedad y a casi cuatro semanas de espera por un nuevo corazón.

"El problema de la donación de órganos es que está estancada desde los últimos cinco o siete años", explicó a la AFP el director médico de la privada Corporación del Trasplante, José Luis Rojas.

"No hemos podido crecer y eso significa entregar cada año una misma cantidad de órganos para una lista de espera que se duplica cada año", añade.

Actualmente hay 1.600 personas esperando un órgano en Chile.

"De ellos, unos 400 morirán esperando un órgano que probablemente nunca va a llegar. Eso es dramático", advirtió el cardiólogo Luis Sepúlveda, jefe de la Unidad Coronaria del hospital donde se operó Zamorano.

"El número de donantes disminuye 10% cada año y el número de receptores aumenta", insiste.

Mientras Zamorano y su familia esperaban, parlamentarios presentaron un proyecto de ley para mejorar la actual legislación.

El documento -presentado el 6 de julio- busca hacer "irrevocable" la voluntad de una persona que en vida haya expresado el deseo de donar sus órganos, explicó a la AFP uno de los promotores del texto, el diputado Enrique Accorsi.

"Hemos presentado un proyecto de ley en que se considera la donación en vida igual que un testamento, es decir, irrevocable", señaló.

Actualmente una persona puede haber aceptado donar sus órganos, pero en el momento de su muerte la familia es consultada y puede oponerse.

"En los momentos críticos de la muerte se juntan muchas emociones, es difícil razonar libremente", reflexiona, añadiendo que en Chile hay seis donantes por millón, mientras que en países como España, esa tasa promedia entre 45 y 50.

El parlamentario, junto a su colega Antonio Leal y el médico Jorge Kaplan -quien hace 40 años practicó el primer trasplante de corazón en Chile- pidieron este lunes al vocero Francisco Vidal que se otorgue urgencia a su discusión en el Congreso, a lo que el gobierno se comprometió.

Para la privada Corporación del Trasplante, sin embargo, es más que un asunto de leyes.

"La ley por sí sola no sirve de nada. Debe complementarse con mejoramiento de infraestructura para hacer de los donantes una prioridad hospitalaria, y con planes de educación e información a largo plazo", propone Rojas.

Rojas explica que en España la donación de órganos se transformó en una prioridad. Así, en los hospitales hay infraestructura y recursos suficientes para diagnosticar la muerte cerebral de un posible donante, practicar exámenes y conocer las solicitudes de donación para, a tiempo, extraer, distribuir e implantar los órganos.

"Los miedos y desconfianzas en torno a la donación de órganos serán los mismos con ley o sin ella", afirma, señalando que lo más común es creer que se propiciará la muerte de un enfermo o no hacer todo lo posible por salvarlo en pos de obtener órganos o tejidos.

"Se hace campaña sólo cuando estamos frente a una urgencia nacional. Esto debiera ser permanente y a todo nivel. Una ley ayudará, pero no va a solucionar el problema porque no va a cambiar la mentalidad de los chilenos por decreto", complementa el médico Sepúlveda.

El diputado Accorsi afirmó, no obstante, que el proyecto de ley irá acompañado de una próxima campaña de información y sensibilización, aunque no otorgó fechas ni mayores detalles.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes