China lanza módulo para futura estación espacial

BEIJING ( AP). China inició el jueves una nueva etapa de su programa de vuelos tripulados al espacio al lanzar el módulo experimental de una futura estación orbital.

El módulo Tiangong-1 del tamaño de un vagón de ferrocarril partió al espacio desde el centro de lanzamiento Jiuquan, en el desierto de Gobi, a bordo de un cohete Larga Marcha 2FT1.

Después de colocarlo en órbita a 350 kilómetros (217 millas) sobre la Tierra, China planea lanzar una nave no tripulada Shenzhou 8 para ensayar maniobras de acoplamiento, posiblemente en las próximas semanas. Otras dos misiones, una de ellas tripulada, realizarán nuevas prácticas el año próximo, con astronautas que permanecerán en ella durante un mes.

El módulo de 8,5 toneladas, cuyo nombre significa "Palacio Celestial 1", permanecerá en órbita durante dos años.

China planea construir una estación espacial de tres secciones entre 2020 y 2022.

" Esta fue una prueba significativa. Nunca habíamos hecho nada igual antes", dijo el ingeniero jefe Lu Jinrong según la agencia noticiosa oficial Xinhua.

La estación orbital es el proyecto más ambicioso del programa espacial chino, que prevé un viaje a la Luna posiblemente tripulado.

China lanzó su primer vuelo tripulado en el 2003, sumándose a Rusia y Estados Unidos como los únicos países que han llevado seres humanos al espacio.

Aunque los logros chinos han sido una fuente de orgullo para el gobierno comunista, su habitual secreto y los vínculos estrechos del programa espacial con los militares han inhibido la cooperación con los programas espaciales de otras naciones, incluso la Estación Espacial Internacional en órbita.

La estación china, que pesará unas 60 toneladas cuando esté completada, será considerablemente menor que la estación orbital de 16 naciones que se anticipa operará hasta el 2028.

China buscó reiteradamente sumarse al programa de la estación internacional, pero fue rechazada principalmente por objeciones de Estados Unidos y entonces decidió actuar por cuenta propia y, según los expertos, ha progresado al punto de que ya no está interesada en cooperar con los demás.

Si bien el programa chino no ha experimentado mayores problemas, el lanzamiento de Tiangong-1 se demoró un año por motivos técnicos y fue reprogramado cuando un cohete 2C similar al 2F no entró en órbita en agosto.

En términos de tecnología, el lanzamiento del Tiangong-1 coloca a China en la misma etapa que estaba Estados Unidos en los años 60 durante el programa Gémini. Pero el programa chino progresa más " porque tiene la ventaja, más de cuarenta años después, de no tener que empezar desde el principio", afirmó Joan Johnson Freese, del Colegio Naval de Guerra estadounidense en Rhode Island.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes