Cielos de Pekín brumosos pese a tráfico ligero

PEKIN (AFP) - El tráfico era más ligero el lunes en la capital china pero la bruma aún se cernía sobre la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos, pese al cierre de varias fábricas y la prohibición de circulación para más de un millón de coches.

El último esfuerzo de la ciudad en la lucha contra la polución fue lanzado el domingo e incluye la prohibición de circulación de los automóviles, el cierre de 150 fábricas contaminantes y la orden de detener los trabajos de las obras en construcción que provocan contaminación.

Ahora, los vehículos con matrículas pares e impares deben circular en días alternos por las calles de Pekín.

"Llegué a la ciudad en 30 minutos en vez de en una hora, como habitualmente", dijo Yang Kunho, de 36 años, un repartidor que vive al oeste del centro.

Otros chóferes calcularon mal cuánto les llevaría llegar al trabajo.

"Yo viajo en metro, pero la mitad de la oficina viaja en coche y llegaron demasiado pronto al trabajo", dijo Pang Yaqi, contable de una oficina en el centro de la ciudad. "No habían pensado en lo rápido que sería".

Hasta el 20 de septiembre, la prohibición obligará a cuatro millones de personas adicionales a utilizar el transporte público, según funcionarios municipales.

Para prepararse, Pekín ha abierto tres nuevas líneas de metro y planea instalar 34 rutas adicionales de autobuses al tiempo que introduce horarios escalonados en las empresas públicas. Más de 65.000 taxis también están en servicio.

La prohibición de circulación de los coches es parte de un mayor esfuerzo para liberar el tráfico y limpiar el aire de Pekín, una de las ciudades más contaminadas y generalmente envuelta en un manto de humo industrial, antes de los Juegos Olímpicos, del 8 al 24 de agosto.

Para asegurar que los embotellamientos de tráfico no afecten los Juegos, se señalizarán rutas de tráfico "olímpicas" para atletas y funcionarios durante 286 km de calles claves.

Pero la polución parece ser más difícil de combatir.

Los cielos sobre la ciudad de más de 17 millones de habitantes aún permanecían brumosos el lunes, pese a que el espeso esmog que ha cubierto la ciudad en los meses recientes se dispersó unos días antes de que entrara a regir la prohibición de circulación de los automóviles.

Las emisiones de los 3,3 millones de coches de la ciudad -un número que aumenta en 1.200 coches por día- sigue siendo la principal causa de la polución de Pekín.

El jefe del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, advirtió el año pasado que la pobre calidad del aire durante los Juegos podría resultar en la suspensión de algunos eventos, particularmente carreras de resistencia como la maratón.

Pekín ya ha gastado unos 20.000 millones de dólares en limpieza ambiental en los 10 últimos años, pero persiste la preocupación sobre la pobre calidad del aire.

Los expertos citados en la prensa estatal dijeron que esperan reducir las emisiones de vehículos en más de 60%, eliminando 118.000 toneladas de contaminantes durante la prohibición de circulación de dos meses.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes