Científicos descubren enorme agujero en magnetosfera

LOS ANGELES (AP). Observaciones satelitales recientes han revelado el agujero temporal más grande jamás detectado en la magnetosfera, una zona de la atmósfera terrestre que forma un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol, informaron los científicos.

El descubrimiento fue hecho hace unos meses por la flota Themis de la NASA, compuesta por cinco satélites pequeños, y difundido el martes.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que el campo magnético de la Tierra desvía la mayor parte del peligroso viento solar, pero que a veces deja entrar erupciones violentas de partículas cargadas del Sol.

Tales agujeros temporales en la magnetosfera causan las auroras en el cielo nocturno cercano a los polos o interrumpen temporalmente la comunicación con los satélites y en tierra.

Las observaciones de Themis muestran que el campo magnético de la Tierra de vez en cuando desarrolla dos brechas, que permiten que el viento solar _ un flujo de partículas de alta energía emitidas por el Sol a una velocidad de 1,6 millones de kilómetros por hora (un millón de mph) _ penetre la parte más externa y amplia de la atmósfera terrestre.

Durante el tercer trimestre, Themis calculó la existencia de una capa de partículas solares de por lo menos 6,400 kilómetros (4,000 millas) de espesor en la parte extrema de la magnetosfera de la Tierra, el agujero más grande encontrado hasta ahora en el escudo protector.

"Estaba creciendo bastante rápido", afirmó Marit Oieroset, un científico de la Universidad de California en Berkeley que trabaja con la flota Themis, durante un encuentro de la Unión Geofísica Estadounidense en San Francisco.

Tales agujeros son temporales y uno de ellos observado el año pasado duró aproximadamente una hora, agregó Oieroset.

Las erupciones solares, que producen radiación electromagnética, son un peligro potencial para los astronautas en órbita, pero generalmente no representan riesgos para las personas en la superficie de la Tierra.

Los científicos creían inicialmente que los agujeros más grandes en la magnetosfera ocurren cuando los campos magnéticos de la Tierra y el Sol apuntan en direcciones opuestas, pero los datos de Themis encontraron exactamente lo contrario. Cuando los campos magnéticos estaban alineados, pasó 20 veces más viento solar por el escudo de protección terrestre, añadió Oieroset.

Los resultados de Themis podrían ayudarle a los científicos a pronosticar la gravedad de las tormentas solares y sus efectos en las redes de energía eléctrica, así como en las comunicaciones de las aerolínea y las fuerzas militares, especialmente a través de satélite.

Los satélites Themis fueron lanzados para encontrar la fuente de las poderosas perturbaciones geomagnéticas breves en la atmósfera de la Tierra. La investigación fue financiada por la NASA y la Fundación Nacional de la Ciencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes