Completar rehabilitación cardiaca aumenta supervivencia

EU ( AP). Si usted ha sufrido un ataque cardiaco, o se ha sometido a una cirugía de derivación de las coronarias, hay una forma fácil de prevenir otro incidente: cumpla con su rehabilitación.

Los pacientes que reciben las 36 sesiones de rehabilitación cardíaca cubiertas por la mayoría de los planes públicos de salud tienen menos riesgos de morir o sufrir un ataque al corazón en los tres o cuatro años siguientes que las personas que acuden a menos sesiones, dice un nuevo estudio.

Los resultados de la investigación pudieran alentar a las multitudes de pacientes que no siguen las instrucciones del médico a que ahora lo hagan. Solamente una quinta parte de los pacientes cardiacos van siquiera una vez a las sesiones de rehabilitación. Y entre los que lo hacen, pocos acuden a todas las sesiones recomendadas.

El nuevo estudio es uno de los primeros esfuerzos considerables para analizar cómo la supervivencia del paciente está vinculada al número de sesiones de rehabilitación. Los autores de la investigación observaron una clara tendencia en este grupo de personas de 65 o más años.

" Lo que este estudio muestra de forma muy convincente es que entre más sesiones tenga el paciente, mejor le va", dijo el doctor Stanley Hazen, jefe de cardiología preventiva y rehabilitación en la Clínica Cleveland.

Hazen no tuvo papel alguno en el estudio, que fue realizado por científicos de la Universidad Duke y publicado el lunes en la internet por la revista Circulation, de la Asociación Americana de Cardiología. Fue financiado con fondos federales.

Cuando se dice la palabra " rehabilitación" mucha gente imagina a pacientes cardiacos débiles sufriendo en una máquina de ejercicios. El ejercicio es crucial, pero " los pacientes no tienen que estar haciendo muecas de dolor ni corriendo en una pista", dijo Hazen.

" Puede ser simplemente una caminata a paso rápido o nadar o usar la bicicleta estacionaria. Esa es la clave: encontrar algo que uno disfruta y está dispuesto a hacer", agregó.

El estudio usa historiales de más de 30,000 beneficiarios del seguro de salud Medicare, enfocado a adultos mayores, que fueron al menos a una sesión de rehabilitación tras ser hospitalizados por un infarto, una cirugía de derivación de coronarias _también conocida como bypass_ o angina de pecho por tener arterias obstruidas.

Más de tres años más tarde, 18% de los que asistieron a menos de 12 sesiones había muerto, comparado con 11% para quienes completaron las 36 sesiones. Tras considerar las diferencias de edad y otros factores, los resultados indican una reducción de 47% del riesgo de muerte para quienes completaron la rehabilitación. Los ataques cardiacos fueron también menos comunes en ese grupo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes