Conectan el primer corazón artificial externo a una mujer

MONTEVIDEO (AFP) - Una mujer de 31 años, con insuficiencia cardíaca, se convirtió en la primera paciente en Uruguay conectada a un corazón artificial externo, que la mantendrá con vida hasta recibir un transplante.

"De haber seguido esperando más tiempo en esas condiciones a que llegue un transplante, la paciente corría alto riesgo de muerte", explicó al diario El País el jefe de Cirugía Cardíaca del Sanatorio Americano, donde se realizó la intervención y cirujano a cargo de la misma, Ramón Scola.

El dispositivo de asistencia biventricular que ayuda a bombear la sangre al organismo, fue aplicado a Fati Arostegui, una empleada doméstica oriunda de la ciudad de Rocha (210 km al este de Montevideo), a quien se le detectó una miocardiopatía periparto durante su segundo embarazo.

La técnica, aplicada el pasado 3 de setiembre, cumplió con su primer objetivo de mantener con vida a la paciente, que evoluciona favorablemente, mientras aguarda un transplante que sustituya el corazón artificial al que fue conectada y cuya vida útil estimada es de un año.

El dispositivo tuvo un costo de 180.000 dólares y fue importado desde Estados Unidos.

Paralelamente, el próximo jueves se inician en Uruguay las actividades de la denominada Semana del Corazón, durante la cual se impulsan hábitos de conducta saludables, en el marco de una campaña de reflexión y concientización sobre la salud cardiovascular.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes