Cordillera en Perú destinada a morir por cambio climático

LIMA (AFP) - La Cordillera Blanca, cuyas atracciones turísticas son los nevados Huascarán y Pastoruri, sufre una enfermedad terminal y no hay cura para salvarla de una muerte segura, debido a los agresivos efectos del cambio climático que amenaza con acabar con los glaciares de Perú.

La llamada "Suiza peruana", ubicada en la ciudad de Huaraz, Región Ancash (norte), es parte del Parque Nacional Huascarán, declarado en 1985 Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

Entre 1948 y 1976 las nieves de la Cordillera Blanca retrocedieron en promedio 9 metros pero desde 1977 a la fecha el retroceso fue de 19 a 20 m, dijo a la AFP Marco Zapata, jefe de la Unidad de Glaciología del estatal Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena).

El tiempo de vida de la cordillera es incierto, todo dependerá de la temperatura, "pero se conoce que el proceso de reducción de los glaciares es irreversible y nada se puede hacer", precisó.

En 1989 se hizo un inventario nacional de glaciares que determinó que en las 18 cordilleras de Perú había 3.044 glaciares, que cubrían un área de 2,041 km2.

En 1997 un estudio del estatal Consejo Nacional de Ambiente reveló que el área de glaciares era de 1,595 km2: en ocho años la masa de glaciares se había reducido en 25%.

Zapata aseguró que la imagen de la Cordillera Blanca será igual a la de la Cordillera Negra, que está al frente a la cadena de nevados, es decir "una cadena de montañas rocosas".

Un claro ejemplo de lo que está pasado es el nevado Pastoruri, una de las joyas del turismo peruano. "Se ha convertido en un casquete de hielo, porque sus nieves se derriten aceleradamente", anotó.

Con una altitud de 5,240 metros, el nevado ha sido por décadas el principal centro turístico para deportes de aventura de alta montaña del Parque Nacional Huascarán. Recibe unos 60,000 visitantes al año.

En 1995 se midió el perímetro del nevado y se determinó una superficie glaciar de 1,8 km2, pero en 2001 ya había perdido medio kilómetro y el año pasado sólo tenía 1,1 km2.

El nevado ha experimentado un retroceso en su casquete de hielo de tal manera que ahora está dividido por un área oscura como una fea cicatriz en su piel blanca.

Pastoruri ya sufrió la pérdida de una bella cueva de hielo donde era tradicional tomarse una foto.

El Parque Nacional del Huascarán, de 340,000 hectáreas, tiene 663 glaciares, 296 lagunas y 41 ríos, además del Huascarán (6,768 metros de altura) -el nevado más alto de Perú- y el Pastoruri, según estudios.

Jean Ortiz, jefe del parque, reveló que el calentamiento global está afectado seriamente el lugar, ya que están desapareciendo plantas y los animales huyen a zonas más altas.

"Es raro encontrar a los osos con anteojos, venados, gatos monteses, gato andino, vicuña, cóndor andino, la perdiz de punas", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes