Declaran guerra a productos cosméticos para bebés

PARIS (AFP). Científicos, médicos y directores de centros de salud franceses declararon la guerra a los "neceseres de nacimiento" distribuidos a las madres en las maternidades, considerando que los mismos contienen un verdadero "cóctel tóxico".

Esos maletines de aseo contienen diversos productos, como cremas, gel de baño, agua mineral, gasas limpiadoras, pañales, etc.

"Tenemos grandes sospechas respecto a muchos de esos productos", de "cuya inocuidad no logramos tener pruebas", declaró ante la prensa Olivier Toma, presidente del Comité para el Desarrollo Durable en Salud (C2DS) y director de clínica.

El químico toxicólogo André Cicolella señaló, por su parte, que dichos productos contienen a menudo parabenos (conservadores), algunos de los cuales inciden en el sistema hormonal.

En ellos puede encontrarse también EDTA (acido etileno diaminotetracético), un estabilizador de productos que puede ser reprotóxicos; bisfenol A, substancia clasificada como tóxica en Canadá; Fenoxietanol, que favorece la absorción de un producto por la piel y que podría ser peligroso para el sistema nervioso y la sangre, y otras substancias sospechosas de ser cancerígenas.

Finalmente, el agua mineral incluida en esos neceseres puede contener nitratos en exceso, según el Comité.

El cancerólogo Dominique Belpomme, señaló que "dosis muy bajas de perturbadores endocrinos pueden incidir en la aparición de cánceres de mama o de próstata 30 años más tarde". El científico explicó asimismo que la absorción por vía cutánea es "la que permite la mayor perturbación del organismo" comparativamente a las vías respiratoria o alimentaria, porque "la piel no sabe destoxificar".

"Se trata de una situación absolutamente inaceptable para la salud pública", estimó.

"Estamos confrontados a una epidemia de cánceres", algunos de los cuales tienen sus orígenes "ya en la gestación", indicó Cicolella, evocando una aumento uno por ciento anual de los cánceres infantiles en Europa.

"Hay que actuar sobre los elementos susceptibles de favorecer esa epidemia", dijo.

El científico lamentó la "carencia de reglamentación" en Francia respecto a los cosméticos, y recalcó que las agencias sanitarias nacionales sólo emiten recomendaciones "no vinculantes" al respecto.

"La política que consiste en no hablar de los resultados que molestan, no es aceptable en materia de salud pública", recalcó.

En cambio, la Federación Francesa de Empresas de Belleza (FEBEA), aseguró que "los productos cosméticos para niños son controlados estrictamente" y que, en caso de duda, la agencia de seguridad sanitaria "ordena que sean retirados inmediatamente del mercado".

Asimismo, los laboratorios Expansciences, fabricantes de los productos para bebés Mustela, afirmaron el jueves que sólo utilizan en ellos "ingredientes autorizados"

Los productos para bebés están "sumamente reglamentados en Francia", dijo a la AFP Philippe Msika, directivo de Expansciences. "No somos nosotros quienes decidimos las condiciones de autorización y las obligaciones de test, sino las autoridades francesas y europeas", recalcó.

Científico y médicos argumentan, por su parte, que aunque los industriales respeten los topes autorizados, el problema radica en la "repetición de las dosis" y la duración de la exposición.

Defendiendo el principio de precaución, pidieron que cese la distribución de neceseres en las maternidades y que las autoridades decidan someter a los cosméticos a una autorización de venta similar a la que rige para los medicamentos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes