Deforestación hace que se descubran y se extingan especies

LIMA ( AFP). En la Amazonía peruana se descubre una especie de ave cada año y una de mamífero cada cuatro, pero paradójicamente cada nuevo descubrimiento es parte de una tragedia, pues ocurre debido a la deforestación que realizan empresas petroleras, mineras y los taladores de árboles.

Por lo tanto, en muchos casos el descubrimiento de una nueva especie viene emparejado con el comienzo de su extinción.

" Los descubrimientos de aves, mamíferos y otras especies en su mayoría se producen no por una investigación científica, que cuesta mucho dinero, sino por la presencia de empresas petroleras, minera y tala de árboles", dijo a la AFP Michael Valqui, de la ONG conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF-Perú).

" Este tipo de hallazgo pone en riesgo a la especie que se descubre, ya que puede entrar en peligro de extinción porque ese lugar es su único hábitat debido al clima o cuenca", agregó.

Entre las nuevas especies en los últimos cinco años figuran las ranas ranitomeya amazónica (con una coloración de fuego en la cabeza y patas azules) y reinita coronarrojita (cabecirroja); el loro de frente blanca y el colibrí garganta púrpura.

Perú es el cuarto país del mundo en extensión forestal, con 700,000 km2 de bosques tropicales amazónicos, que contribuyen a reducir el calentamiento global y que albergan gran diversidad biológica.

En octubre, más de 1,200 nuevas especies fueron dadas a conocer en una cumbre de las Naciones Unidas sobre biodiversidad. De ellas, cerca de 200 fueron descubiertas en la Amazonía peruana.

Esta región cuenta con 25,000 especies de plantas -el 10% del total mundial- y es el segundo lugar del mundo con más diversidad de aves: alberga a 1,800 especies. También ocupa el quinto lugar del mundo en lo que respecta a diversidad de mamíferos (515 especies) y reptiles (418 especies).

Para Ernesto Ráez, director del Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad limeña Cayetano Heredia, " el número de especies que desaparece para siempre en el mundo todo los días es muy superior al numero de especies que descubrimos todos los dias".

" Hay especies, en otras palabras, que han desaparecido antes de que las hayamos conocido", dijo.

La Amazonía peruana debe hacer frente a un agresivo programa estatal de exploración petrolera y de explotación minera que ha provocado choques entre el gobierno y las comunidades indígenas del lugar.

" Una empresa minera o de hidrocarburos no es en sí misma destructiva; la clave es si es limpia o no", explicó Gérard Hérail, del Instituto de Investigación y Desarrollo de Lima (IRD por sus siglas en francés).

Según los investigadores, el gecko de Lima, una lagartija nocturna que habita sólo en huacas (santuarios arqueológicos) de Lima, está a punto de extinguirse, mientras que otras especies ya desaparecieron, como el ratón de lomas (un ratoncito orejón).

" Los arqueólogos al limpiar las huacas para su restauración destruyen el hábitat de la lagartija de apenas dos a tres centímetros de color rojizo amarillo que vive en los rincones y lugares oscuros de lugar", dijo Valqui de la WWF-Perú.

En el 2009, el gobierno propuso ante un organismo internacional sobre cambio climático conservar 540.000 km2 de bosques y revertir procesos de tala y quema para reducir la deforestación.

Actualmente en Perú hay 70 áreas naturales protegidas que ocupan cerca de 200,000 km2, un 15% del territorio nacional.

Sin embargo " faltan señales claras para decir hacia donde va el país en defensa de su biodiversidad", dijo a la AFP Iván Lanegra, defensor adjunto para Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo.

Para Nicolás Quinte, biólogo guía en el Parque Nacional del Manu, en el Amazonas, se deben promover " las actividades que no sean netamente extractivas pero también productivas y que sean sostenibles a través del tiempo. Una de ellas puede ser turismo que usa el bosque sin destruir".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes