Descubren fósiles de tigre dientes de cimitarra

CARACAS (AP). Durante una rutinaria excavación, en el estado oriental de Monagas, la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) se topó accidentalmente con un depósito de asfalto donde había un yacimiento de fósiles en el que se identificó la presencia de tigres dientes de cimitarra, nunca antes hallados en Suramérica.

La aparición de estos fósiles, que datan de 1,8 millones de años, es considerada por algunos científicos de gran significado, puesto que abre una ventana al pasado para conocer cómo el tigre dientes de cimitarra llegó al Sur del continente, y cual era el hábitat de la región central durante el período cuando se dio la conexión de las Américas.

El descubrimiento de los fósiles fue dado a conocer a mediados de mes por el paleontólogo venezolano Ascanio Rincón, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), quien fue el jefe del grupo que en abril del 2007 logró determinar que los restos correspondían a seis tigres dientes de cimitarra, y un tigre dientes de sable.

PDVSA se cruzó en el 2006, durante la construcción de un oleoducto en Monagas, con un yacimiento de fósiles de unos 18.000 metros cuadrados. A raíz de ese descubrimiento la estatal petrolera llamó al IVIC para investigar el lugar.

Rincón aun tiene intacto en su mente ese mañana de abril del 2007 cuando su equipo inspeccionaba la superficie del yacimiento y uno de sus estudiantes lo llamó para decirle "aquí hay un diente pegado en la pared".

"Yo fui a ver de que se trata y cuando veo aparece parte del rostro del cráneo. Es allí cuando decidimos, porque el bloque había cedido con una lluvia en la noche anterior, encamisar con yeso (los fósiles) y los traemos al laboratorio. En el laboratorio es que nos damos cuenta que es realmente un cráneo de un tigre de diente de cimitarra", relató emocionado el paleontólogo.

Los tigres dientes de cimitarra localizados pertenecen al género Homotherium, originario de África. El nombre del felino se deriva del hecho de que tenía los caninos en forma de la fanosa arma árabe.

"Este yacimiento (de fósiles) podría ser uno de los más importantes de Suramérica en los últimos 60 años", dijo Rincón a The Associated Press.

Esta afirmación fue avalada por Larry Martin, profesor de la universidad estadounidense de Kansas y especialista en tigres dientes de cimitarra, quien expresó que este "es un gran descubrimiento".

"El género (Homotherium) no se había conocido de América del Sur antes", dijo Martin a la AP.

Al respecto ,el paleontólogo argentino Francisco Prevosti, señaló que el género Homotherium "sólo se conocía hasta la fecha para América del Norte y el viejo mundo".

Rincón precisó que en Uruguay se encontró en el año 2003 "un fragmento muy pequeño" de una mandíbula de un fósil que se presumía que pertenecía a un tigre diente de cimitarra, pero sostuvo que debido a lo pequeño de la muestra "no teníamos la certeza de que pertenecía realmente a un Homotherium".

Respecto a los restos del tigre de dientes de sable, también conocido como Smilodon, Rincón comentó que "ya se había conseguido en América del Sur", pero precisó que la especie localizada en Venezuela es diferente "porque suponemos por su morfología que se trata de una especie más primitiva, (pero) todavía no sabemos cuál es".

Prevosti, quien labora para la división Mastozoología del Museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires, señaló que los fósiles hallados en Venezuela "muestran que durante algún momento del Plioceno tardío o del Pleistoceno temprano este grupo de tigres dientes de sable invadió América del Sur, independientemente de otros félidos".

Otro de los elementos relevantes del hallazgo lo constituye la edad de los fósiles. Rincón explicó que estos hipercarnívoros datan del momento del "gran intercambio" entre las Américas, lo que le permitirá a los científicos entender como fue ese proceso en la región central, y conocer "cómo la fauna y la flora que tenemos hoy en día se generó".

Después de la separación de Pangea, America del Sur se mantuvo aislada por 65 millones de años. No fue sino hasta aproximadamente entre 3 y 1,8 millones de años que volvieron a conectarse nuevamente por Panamá.

Numerosas han sido las evidencias de esa conexión del continente que se han conseguido en Norteamérica y Argentina, pero en el caso de la región central no existen pruebas de ese fenómeno que es conocido como el "gran intercambio biótico americano".

Rincón explicó que los cráneos y mandíbulas de los felinos hallados en Venezuela fueron exhaustivamente evaluados por el equipo del IVIC, y sometidos a comparación con los fósiles de tigres dientes de cimitarra que se han localizado en Norteamérica, Africa, Europa y Asia, y que están museos estadounidenses de Arizona, Idaho, Texas y Florida.

Indicó que el hallazgo venezolano fue presentado en mayo pasado a la comunidad científica internacional durante un simposio que se realizó en Idaho, Estados Unidos, sobre los tigres dientes de cimitarra.

Al ser preguntado de por qué esperó más de un año para dar a conocer el descubrimiento, Rincón dijo que decidió anunciarlo ahora para genera un "boom de la noticia" y lograr que el Instituto de Patrimonio Cultural venezolano les devuelva el permiso de excavación en el lugar que le revocó hace un año sin explicaciones.

El paleontólogo denunció que el sitio donde se encontró el depósito de fósiles está "totalmente desprotegido, expuesto a los saqueadores, al agua de lluvia, y al sol que le están haciendo daño".

Precisó que el IVIC está en negociaciones con el referido organismo para activar los estudios en el lugar.

El Instituto de Patrimonio Cultural dijo a la AP que no emitiría comentarios sobre ese caso porque está en manos del IVIC.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes