Discovery listo para reingreso a la atmósfera y aterrizaje

WASHINGTON (AFP). La Nasa dio luz verde el viernes para el retorno el sábado del trasborddor espacial Discovery y su tripulación de siete astronautas tras haber determinado que una chaveta desprendida del timón vertical "no sería un problema" para el aterrizaje.

"Esa pieza (en forma de V de 6,5 cm de longitud y 1,5 cm de ancho) es necesaria solamente para el ascenso al espacio, pero no tiene ninguna utilidad para el retorno", explicó LeRoy Cain, director adjunto del programa del transbordador, durante una conferencia de prensa.

El aterrizaje está previsto para el sábado a las 15H15 GMT sobre la pista del Centro Espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral (Florida, sureste).

"Después de un control de los reactores de dirección, rutinario en vísperas de un aterrizaje, la tripulación dijo haber detectado un objeto rectangular de 30 a 45 cm de largo que se alejaba del transbordador, detrás de la parte posterior del ala derecha", informó la agencia espacial estadounidense en un comunicado.

Los expertos sabían que existía la posibilidad de que se desprendiera algún elemento de la nave: "La tripulación estaba advertida de que (...) esos ganchos solamente sirven para proteger el freno aerodinámico del flujo de calor (que se genera) durante el ascenso", aseguró la misión de control de la Nasa.

"De manera que, con el Discovery declarado a punto para su regreso al Centro Espacial Kennedy y con el clima aparentemente muy favorable, seguimos adelante con (lo programado para) este día previo al aterrizaje", puntualizó la agencia espacial.

El comandante del Discovery, Mark Kelly, admitió que ver ese objeto suelto preocupó inicialmente a los siete tripulantes, pero al comprobar que era un gancho se tranquilizaron.

"Ya hemos visto esas cosas desprenderse", dijo a la televisión de la Nasa. "No es para preocuparse en absoluto. No tiene efectos sobre el reingreso (a la atmósfera) y Discovery está en forma", insistió.

"Todavía tenemos algunas cosas que hacer esta noche (...) y luego estaremos preparados para (las maniobras de) mañana por la mañana", añadió Kelly.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, el Discovery tocará suelo terrestre el sábado a las 15H15 GMT en la pista del Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, para poner fin a una misión de 14 días, cuya meta principal fue la de trasladar e instalar el módulo presurizado del laboratorio japonés Kibo en la Estación Espacial Internacional (ISS).

En su misión, que incluyó diez días amarrados a la ISS, también instalaron un módulo logístico presurizado de experimentación y almacenamiento de Kibo, que había sido trasladado en marzo por el transbordador Endeavour.

Además, debieron reparar el baño de la ISS, cuyo mecanismo de aspiración de la orina había empezado a fallar a fines de mayo y los tres residentes en la estación se habían visto forzados a improvisar un 'bypass' para desechos líquidos.

En condiciones de falta de gravedad, como las que imperan en la estación espacial, los inodoros requieren de una tecnología específica para impedir que los desechos queden flotando en el ambiente.

El astronauta japonés de la tripulación del Discovery, Akihiko Hoshide, ensayó el funcionamiento del brazo robotizado de Kibo, e inauguró su módulo principal, un gran cilindro del tamaño de un autobús, que mide 11,2 metros de largo por 4,4 metros de ancho con una masa en vacío de 15,9 toneladas.

Con Kibo, el mayor laboratorio de la ISS, Japón se convierte en miembro pleno del complejo espacial, junto con Estados Unidos, Rusia y Europa.

"Este es un gran momento para los japoneses", dijo Hoshide al abrir la compuerta del laboratorio, que estará finalizado cuando llegue la tercera y última parte, llamada "Complejo Expuesto", una especie de terraza a cielo abierto que será entregada por un transbordador en marzo de 2009.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes