Donante de esperma transmite defecto cardíaco congénito

CHICAGO ( AP). Un donante de esperma transmitió un defecto cardíaco congénito potencialmente fatal a nueve de sus 24 hijos biológicos, uno de los cuales murió a los dos años de insuficiencia cardíaca, informó una publicación médica.

Dos niños, ahora adolescentes, han empezado a exhibir síntomas y corren riesgo de muerte repentina por paro cardíaco, dice el informe. Es el segundo caso conocido de un problema genético transmitido mediante la donación de esperma.

El caso pone de relieve la necesidad de estudiar exhaustivamente a los donantes de esperma, dicen el informe y un editorial en el Journal of the American Medical Association que aparece el miércoles.

El banco de esperma del caso, situado en San Francisco, ahora somete a los donantes a electrocardiogramas para excluir a hombres con problemas cardíacos genéticos, y los autores del estudio recomiendan que todos los bancos de esperma imiten el procedimiento.

Las normas de donación voluntaria de esperma dice que los donantes deben presentar una historia clínica exhaustiva para excluir a los que padecen enfermedades infecciosas o antecedentes familiares de enfermedades hereditarias. A muchos se los analiza en busca de males genéticos menos comunes que el problema cardíaco, dijo el doctor Barry Maron, uno de los autores del trabajo y autoridad reconocida en la enfermedad llamada cardiomiopatía hipertrófica.

Este trastorno engrosa las paredes del corazón, que entonces tiene dificultad para bombear la sangre. Afecta alrededor de una cada 500 personas; muchas más tienen el defecto genético son exhibir los síntomas, dijo la otra autora, Heidi Rehm.

Los síntomas suelen incluir el ritmo cardíaco irregular y dificultades para respirar, pero muchos casos sólo son detectados cuando el paciente muere. Suele ser el caso de atletas jóvenes que sufren muerte repentina. El tratamiento incluye medicación y la implantación de un desfibrilador.

No se identificó el banco ni al donante. Este, de 42 años, no exhibía síntomas de un trastorno cardíaco congénito ni tenía antecedentes familiares cuando donó esperma a principios de los 90. Su caso no fue diagnosticado sino tras la muerte de un niño que fue producto de su esperma. Maron se negó a dar más detalles para proteger la intimidad de las personas.

Los niños tienen entre siete y 16 años. Nueve de ellos, incluido uno cuya madre es la esposa del donante, dieron positivo para la mutación cardíaca. Uno murió y dos muestran síntomas; uno de éstos ya tiene implantado un desfibrilador.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes