EEUU: Mitad de adolescentes con sobrepeso corren riesgo cardíaco

ATLANTA (AP). La mitad de los adolescentes con sobrepeso en Estados Unidos tienen problemas de presión alta, colesterol o nivel de glucosa que los pone en riesgo de sufrir ataques cardíacos y otros problemas cardiovasculares, señala un nuevo estudio federal divulgado el lunes.

Y un número aún mayor de adolescentes obesos corren el mismo riesgo, según reflejan las alarmantes cifras recién obtenidas.

"Lo que esto indica, es que desafortunadamente, estamos perdiendo la batalla prematuramente con muchos niños", señaló el doctor Stephen Daniels, un experto de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, quien no participó en el estudio.

La gente puede mantener su riesgo de males cardíacos muy bajo si llegan a los 45 ó 50 con un peso normal y con normal presión sanguínea, colesterol normal y sin diabetes. Por lo cual esos resultados no son buenos, destacó.

El estudio fue divulgado el lunes en la revista Pediatrics (Pediatría).

Los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención estudiaron los casos de 3.383 adolescentes de 12 a 19 años. Los menores fueron sometidos a un estudio intensivo a nivel nacional durante el cual se les entrevistó, se les tomó el peso, medidas físicas y pruebas médicas.

El estudio de los Centros es considerado de gran importancia a fin de determinar las tendencias de salud a nivel nacional, destacó el doctor William Mahle, cardiólogo pediatra de la Universidad Emory.

La buena noticia, dijo Mahle, es que según el estudio no hay un incremento en el nivel de obesidad, presión alta o mal colesterol durante los año que se realizó el estudio desde 1999 hasta el 2008.

"Todos buscamos algún indicio o señal de que estamos logrando algo de progreso", destacó Mahle, que no participó en el estudio. "Por lo tanto el tranquilizador", agregó.

Pero una medida si empeoró: el porcentaje de adolescentes que fueron diagnosticados con diabetes o pre diabetes aumentó considerablemente, del 9% al 21%. Los pre diabéticos tiene el nivel de glucosa más alto de lo normal, pero no tan alto que se pueda considerar diabetes.

No está claro por qué la proporción de chicos con alto nivel de glucosa aumenta cuando las medidas de los otros factores de riesgo se mantienen estables. Es probable que tenga algo que ver con el tipo de prueba usada para medir el azúcar en la sangre, indicó Daniels.

Los adolescentes incluidos en el estudio fueron sometidos a una prueba de sangre que dieron varios resultados dependiendo del día y la hora en que se tomaba la muestra. Otros exámenes, aunque son más completos y más costosos, se les considera más precisos.

Daniels señaló que es posible que otro método de prueba no podría haber producido un número tan alto.

Eso es posible, destacó Ashleigh May, la epidemióloga de los Centros que dirigió el estudio.

"Este estudio constituye el primer paso para identificar los problemas de los jóvenes. Se necesita realizar más pruebas a fin de identificar lo que sucede y las ventajas de usar varios métodos en esta población", indicó.

En conjunto el estudio encontró que 50% de los menores con sobrepeso y 60% de los jóvenes obesos tenían por lo menos un factor de riesgo para posibles males cardíacos en el futuro.

Pero los menores con peso normal no están libres de riesgo, porque un 37% tenía por lo menos un factor de riesgo y tendría la posibilidad de acrecentar sus riesgos para sufrir males cardíacos como adultos, señala el estudio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes