EEUU: Cada vez más niños bilingües

LAFAYETTE, Indiana, EEUU ( AP). Tiene apenas 13 meses, pero Irene Melgarejo ya pronuncia palabras en dos idiomas. Dice " milk" por leche, " bye-bye", " mamá" y " papá".

Sus padres, Karina Caballero y Mauricio Melgarejo, están tratando de que Irene hable dos idiomas, inglés y español, la lengua madre de ambos.

" Es ciudadana estadounidense y es importante que aprenda inglés", expresó Karina, quien es de Honduras. " Y también es importante que hable español porque esa es la única lengua que hablan sus abuelos".

Igual que Irene, cada vez más niños se crían en casas donde el inglés no es la principal lengua. En 1990, solo el 15% de los habitantes de Estados Unidos residían en hogares donde se hablaban otros idiomas además del inglés. Hacia el 2009, ese porcentaje había subido al 20%, según la Oficina del Censo.

También ha cambiado el clima cultural. Los padres que hablan otros idiomas ya no se esfuerzan por que sus hijos ignoren su lengua madre para asimilarse más rápidamente a Estados Unidos.

" En (la Universidad de) Purdue hay un ambiente muy internacional", comentó Ana Pérez, de West Lafayette y cuyo esposo Víctor Torres trabaja allí. " No hay guetos de hispanos o de gente de otros países. En nuestro barrio, todo el mundo está acostumbrado a lidiar con otras culturas".

De todos modos, todavía hay algunas barreras para quienes quieren criar hijos bilingües. Por más que los padres tengan las mejores intenciones de enseñarle a sus hijos dos idiomas, cuestiones sociales, económicas y otro tipo de presiones pueden empujar a los niños a que se concentren más en el inglés a medida que crecen, de acuerdo con Raquel Anderson, profesora asociada de foniatría y ciencias auditivas de la Universidad de Indiana de Bloomington.

" Si quieren que su hijo sea bilingüe, tienen que esforzarse en este país", expresó Anderson. " Por más que tengamos mucha gente que habla otros idiomas, la mayoría de los estadounidenses son monolingües. Así, la tendencia predominante es aprender primero el idioma del país".

Ella recomienda que los padres lleven a sus hijos a sus países de origen con frecuencia y los dejen con familiares que hablan solo la lengua del lugar.

Indicó asimismo que es aconsejable incorporar la literatura al proceso y leerle a los chicos tanto en inglés como en el otro idioma que se habla en la casa.

Pérez le lee en inglés y español a su hija María Torres Pérez, de 15 meses, pero le habla en español en la casa.

Ella y su esposo son españoles y le están enseñando a María tanto inglés como español.

" Tendrá muchas ventajas en el futuro", dijo Pérez. " Aquí puede aprender los dos idiomas simultáneamente sin tener que estudiarlos".

Angela Morales y Germán Holguín son dos colombianos que viven en West Lafayette y le hablan en español a su hijo Samuel, de un año.

" Creo que enseñarle español en la casa y que aprenda inglés afuera es lo mejor para él", expresó Morales.

Caballero dijo que ella y su marido le hablan en español a Irene, pero que Caballero le canta en inglés.

" Me parece que el ritmo los ayuda mucho cuando están aprendiendo a hablar", manifestó. " Los libros de niños todos tienen ritmo. Ojalá esta sea una buena fórmula para que aprendan a hablar los dos idiomas al mismo tiempo".

Anderson indicó que si alguien quiere que su hijo sea bilingüe, tiene que hablarle en su lengua de origen. Esto hará que el pequeño sienta la necesidad de hablar ese idioma.

Además, las personas bilingües generalmente se sienten más cómodas hablando en su lengua natal.

" Y uno tiene que tratar de manejarse lo más naturalmente posible, especialmente con niños de corta edad", señaló Anderson.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes