Eclipse de luna total coincide con solsticio de invierno

Washington (EFE). Durante la transición entre 20 y 21 de diciembre, la Tierra se interpuso entre la Luna y el Sol produciendo un eclipse total de luna coincidiendo con el solsticio de invierno.

En la costa Oeste de Estados Unidos el eclipse comenzó a verse desde la noche del lunes, aunque los espectadores de la costa Este, Groenlandia e Islandia, pudieron seguirlo durante las primeras horas de hoy.

Los espectadores del oeste de Europa pudieron ver las etapas iniciales del eclipse antes de la puesta de la Luna, mientras que en el oeste de Asia, vieron las últimas fases después de la salida de la Luna.

El eclipse tuvo una duración total de unas tres horas y veinte y ocho minutos, según informó la NASA, que organizó para la ocasión actividades de observación y chats en directo con algunos de sus científicos en su página web.

Un eclipse total de Luna se produce cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean. Este año, coincidió además con el solsticio de invierno, lo que significa que la luna se mostró muy alta en el cielo nocturno, ya que el solsticio marca el momento en que la inclinación del eje de la Tierra está más lejos del Sol.

Durante los eclipses lunares, el satélite natural de la Tierra no se oscurece, sino que toma tonalidades rojizas, ya que la atmósfera terrestre filtra la luz solar sin bloquearla completamente.

El color tomado por la Luna, que va desde el naranja hasta el cobrizo o marrón se debe a que los rayos solares se descomponen al pasar por la atmósfera terrestre, filtrando las radiaciones de onda más corta de color azul y permitiendo el paso de las de onda más larga de color rojo.

Según los expertos de la NASA, ésta será la última oportunidad para los observadores del continente de ver un eclipse lunar total hasta el 15 de abril de 2014.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes