Elefantes marinos ayudan en investigación

SIDNEY (AFP). Un grupo de científicos han utilizado elefantes marinos bajo el hielo invernal del océano Antártico para realizar un mapa sobre el cambio climático, dijeron el martes los investigadores.

A estos animales, que pueden pesar hasta tres toneladas, se les colocan sensores que transmiten la información a los satélites cuando emergen del agua para respirar.

"Nos han permitido observar por primera vez grandes áreas bajo los hielos invernales", dijo Steve Rintoul del Centro de Investigación del Clima y el Ecosistema en el Antártico de Australia.

"La observación bajo el hielo marino resulta muy cara y lenta", dijo Rintoul a la AFP.

"Los satélites no pueden ver el océano a través del hielo y los dispositivos que utilizamos por todos los océanos del mundo tampoco pueden emerger para transmitir los datos al satélite porque están atrapados por el hielo".

Sin embargo los elefantes marinos miden la temperatura, la salinidad y la profundidad, ya que pueden sumergirse a unos 2 kilómetros de profundidad y recorrer distancias de hasta 65 kilómetros al día.

Las regiones polares tienen un papel muy importante en el calentamiento de la Tierra y cambian a mayor velocidad que cualquier otra parte del mundo, dijeron los científicos.

"El hielo marino es importante para el clima porque refleja la energía solar de vuelta al espacio", concretó el científico, de manera que cuanto menos hielo haya en la Tierra más subirá la temperatura del planeta.

Los sensores, del tamaño de un teléfono móvil, se colocan sobre los animales cuando vuelven a las islas subantárticas para reproducirse y mudar durante el verano.

Una vez han creado la piel para la siguiente estación, se les pega los sensores en la cabeza, de manera que cuando salen a respirar, los sensores están fuera del agua y pueden transmitir los datos al satélite.

Aunque los elefantes marinos no son peligrosos y los científicos pueden acercarse bastante, los animales son sedados para colocarles los sensores con toda seguridad, dijo Rintoul.

Rintoul explicó que los investigadores tienen en marcha un nuevo experimento con motivo del Año Polar Internacional que implica a científicos de varios países.

"Vamos a utilizar un total de 160 animales en los océanos Ártico y Antártico. Entre ellos habrá diferentes especies de focas porque tienen tipos diferentes de alimentación y de esta manera podremos ver más zonas oceánicas", comentó el científico.

Los datos de los elefantes marinos del Antártico todavía no permiten a los investigadores llegar a una conclusión firme sobre los cambios bajo el hielo marino ya que son nuevos y no hay información con que cotejarlos.

Pero de esta manera se establecerá una línea de investigación que servirá para futuros estudios sobre el cambio climático, concluyó Rintoul.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes