Estatinas para el colesterol reducen riesgo de coágulos

ORLANDO, Florida (AP). Las estatinas que se emplean para reducir el colesterol y prevenir los paros cardiacos también pueden disminuir el riesgo de desarrollar peligrosos coágulos en las piernas o los pulmones, sugiere un amplio estudio.

Los resultados darían a las personas con niveles de colesterol normal una razón para considerar tomar estos medicamentos vendidos bajo los nombres comerciales de Crestor, Lipitor, Zocor y también como genéricos, indicó un grupo de médicos.

En el estudio, el Crestor redujo casi a la mitad el riesgo de trombosis en las personas con poco colesterol pero con altos niveles de inflamación, que desempeña un papel en muchas enfermedades. A fines del año pasado, este mismo estudio mostró que Crestor disminuyó en forma dramática los niveles de paros cardiacos, muertes y apoplejía en ese grupo de personas, a quienes en la actualidad no suele pedírseles que tomen estatinas en forma regular.

"Esto podría hacer que algunas personas indecisas elijan usar estatinas", aunque la prevención de trombosis y coágulos no es el principal propósito del medicamento, indicó el doctor Mark Hlatky, cardiólogo de la Universidad de Stanford, que no participó en el estudio.

Los resultados fueron presentados el domingo en un congreso del Colegio Estadounidense de Cardiología y la revista New England Journal of Medicine los publicó en internet.

Robert Glynn, experto en el manejo de estadísticas, y el doctor Paul Ridker del Hospital de la Mujer en Boston, afiliado a la universidad de Harvard, encabezaron el estudio. Ridker es co inventor de una patente del examen para detectar la proteína C-reactiva (CRP, por sus siglas en inglés) de alta sensibilidad. El estudio sirve para medir la inflamación, que en algunos casos puede indicar coágulos arteriales, pero en otros únicamente señala problemas menos serios como una infección o una lesión.

El realizarse este examen en la sangre cuesta aproximadamente 80 dólares. El gobierno no recomienda que se efectúe en forma rutinaria, pero las autoridades federales han comenzado a reconsiderar esa disposición.

Para el estudio sobre las estatinas los investigadores en Estados Unidos y otros 24 países eligieron al azar a 17.802 personas con altos niveles de CRP y niveles de LDL _siglas en inglés del llamado "colesterol malo"_ debajo de 130, considerados bajos, para que tomaran placebos o Crestor, la estatina fabricada por la compañía británica AstraZeneca PLC.

Tras un promedio de dos años de seguimiento, 34 de las personas que tomaban Crestor y 60 de las que ingerían placebos desarrollaron tromboembolismo venoso, un coágulo en la pierna que puede llegar a los pulmones. Varios cientos de miles de estadounidenses sufren ese tipo de coágulos en los vasos sanguíneos, lo que lleva a unas 100.000 muertes al año.

Pero esto es poco común en comparación con la cantidad de personas que padecen paros cardiacos. Muchos doctores han expresado su preocupación sobre ampliar el uso de las estatinas para las personas con niveles de colesterol normales, pues sería necesario tratar a un número mucho mayor de personas para prevenir un caso adicional.

"No sé si esto (el afirmar que las estatinas pueden prevenir los coágulos) cambia el panorama mucho", dijo Hlatky. "¿Dónde se puede establecer un límite? ¿Se las vamos a dar a los niños de 10 años que están gordos?"

AstraZeneca pagó el estudio, y Ridker y otros autores han sido consultores para la compañía y otros fabricantes de estatinas.

Muchos médicos creen que otras estatinas proporcionarían beneficios similares, aunque el Crestor es el más fuerte de este tipo de fármacos. También tiene el índice más elevado de generar un problema muscular poco frecuente pero grave, y el grupo Public Citizen de defensa del consumidor ha hecho campañas para que se prohiba su consumo, bajo el argumento de que existen alternativas más seguras.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes