Estudio: Aire seco ayuda al virus de la influenza

WASHINGTON (AP). Estudios de la gripe o influenza han mostrado desde hace tiempo que el virus se transmite más fácilmente en aire seco, pero un estudio nuevo que se publica el martes indica que la clave es la humedad absoluta _ que mide la cantidad de agua presente en el aire, independientemente de la temperatura _ y no la humedad relativa, reportada más comúnmente.

La humedad relativa varía con la temperatura del aire. La humedad absoluta no.

"La correlación fue sorpresivamente fuerte. Cuando la humedad absoluta es baja, la supervivencia del virus de la influenza es prolongada y las tasas de transmisión suben", afirmó Jeffrey Shaman, un científico atmosférico para la Universidad Estatal de Oregon que se especialista en los lazos entre el clima y la transmisión de enfermedades.

El descubrimiento "es muy importante para la comunidad científica y la comunidad médica saber cómo desarrollar mejores modelos de predicción de la influenza", dijo Shaman en una entrevista telefónica. Ofrecerá además una oportunidad para entender mejor y predecir la diseminación de la enfermedad.

Para el público, añadió, ofrece "una explicación más elegante de por qué vemos esos incrementos estacionales" en la influenza. También muestra que en algunos casos pudiera valer la pena añadir humedad al aire, añadió.

Pero no se sobrepase, pues demasiada humedad puede causar otros problemas, como el moho.

La correlación entre la gripe y la humedad es importante porque en el frío invernal, cuando el virus es más común, incluso un registro de alta humedad relativa pudiera indicar que la humedad real del aire es poca, y mientras menos humedad, mejor para el virus.

Shaman y el coautor Melvin Kohn, epidemiológico para el Departamento de Salud de Oregon, reanalizaron los datos de un estudio publicado en 2007 en la revista PLoS Pathogens por investigadores de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York. Ese reporte encontró que había más casos de influenza cuando las condiciones son más frías y secas.

El estudio nuevo aparece en la revista Proceedings of the National Academy of Science.

En el estudio de 2007, los investigadores de Oregon dijeron que la humedad relativa solamente podía explicar aproximadamente 12% de la variabilidad de transmisión del virus de influenza y 36% de su supervivencia.

En su nuevo análisis, Shaman y Kohn dijeron que usar humedad absoluta como medida explica 50% de la transmisión y 90% de la supervivencia del virus.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes