Estudio cuestiona terapia de protones para cáncer de próstata

EEUU (AP). Los hombres que contemplan un tratamiento nuevo y caro para el cáncer de próstata llamado terapia de protones deben estar advertidos: las investigaciones indican que tiene más efectos secundarios que la radioterapia tradicional.

Estudios de historias clínicas de Medicare hallaron que los hombres tratados con haces de protones tuvieron mayores trastornos intestinales, como hemorragias y bloqueos que los tratados con radiación convencional.

Este estudio se basa en observaciones y por lo tanto no es definitivo, pero es uno de los más amplios que compara estos tratamientos. El empleo de la terapia con protones aumenta rápidamente, a pesar de que ningún estudio riguroso ha demostrado si es tan seguro o eficaz como el tradicional.

Medicare, el seguro médico para mayores de 65 años y discapacitados en Estados Unidos, lo cubre.

Cuesta alrededor de 48,000 dólares, el doble que otros tratamientos con radiación. Sus promotores dicen que causa menos complicaciones.

"No existen pruebas claras de que la terapia con protones sea mejor" para el cáncer de próstata y nuevos estudios indican que causaría mayores complicaciones, dijo el doctor Ronald Chen, especialista en radiaciones en la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill.

Chen dirigió el estudio y presentará las conclusiones en una conferencia médica en San Francisco en los próximos días. Las dio a conocer el martes en una conferencia de prensa telefónica patrocinada por la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica y otras dos organizaciones profesionales del sector.

La terapia de protones utiliza estas partículas subatómicas en lugar de los rayos X. En teoría, apunta directamente a los tumores y no ataca el tejido sano, lo cual debería redundar en menores efectos secundarios, Se ha demostrado su valor en el tratamiento de tumores del ojo y algunos tumores pediátricos, pero se lo promueve para el cáncer de próstata, cuya incidencia es mucho mayor.

Los investigadores verificaron historias clínicas de Medicare de más de 12,000 hombres que recibieron tratamiento para cáncer de próstata en sus estadios iniciales de 2002 a 2007.

Compararon una versión más antigua de radioterapia mediante haces externos con la forma más nueva que empieza a dominar el sector, llamada radioterapia de intensidad modulada, o IMRT por sus siglas en inglés. Este fue el primer estudio que demostró que la IMRT era más eficaz que el método antiguo y que atacaba las células tumorales de manera más directa.

"Hallamos que los pacientes tratados con IMRT requerían menos tratamientos adicionales después de la radiación, lo cual indica un mayor control del cáncer", dijo Chen. También había menos problemas intestinales, pero sí un leve aumento de los trastornos en la función sexual.

La segunda parte del estudio comparó a 684 hombres tratados con terapia de protones con una cifra similar tratados con IMRT. En el seguimiento, el 18% de los tratados con protones tenían problemas intestinales, comparados con el 12% de los tratados con IMRT.

"Es un alerta", dijo el oncólogo Bruce Roth, quien no participó del estudio.

Todavía no se puede saber si la mayor eficacia de la terapia con protones es tal que justifica los mayores efectos secundarios, pero es perturbador advertir esta diferencia apenas se comienza a utilizar. Los médicos no quieren repetir la experiencia de la IMRT, "que se convierte en la nueva terapia estándar sin esos datos comparativos", acotó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes