Estudio demuestra "falacia de costos irrecuperables" en animales y personas

Un equipo de investigadores estadounidenses comprobó que la conocida como "falacia de costos irrecuperables", que sucede cuando la decisión lógica sería parar pero se continúa por el tiempo invertido, se cumple en animales y personas, según un estudio publicado hoy en la revista Science.

La investigación de la Universidad de Minesota (EE.UU.) determinó que cuanto más tiempo espere un individuo por una recompensa, menos dispuesto estará a abandonar la búsqueda de este premio.

Este hallazgo sugiere que muchas personas y animales toman decisiones erróneas basadas en la "falacia de costos irrecuperables".

Para explorar la percepción de los animales de los "costos hundidos", el investigador Brian Sweis organizó un experimento con ratones que fueron entrenados para abrir diferentes puertas con el fin de buscar diferentes golosinas.

Los sabores de las golosinas y el período de espera antes de cada obsequio fueron variados.

Los investigadores descubrieron que incluso si el premio era el menos preferido, los ratones esperarían más tiempo para recibir su recompensa si ya habían invertido algo de tiempo para esperarlo, coincidiendo así con la teoría de los costos irrecuperables.

El equipo liderado por Sweis encontró resultados similares en pruebas con ratas que buscan alimento y en experimentos con humanos navegando por la red en busca de entretenimiento.

En el caso de los participantes humanos, según el informe, fueron recompensados si permanecieron en una página web por un tiempo suficientemente largo.

En las tres especies, la "falacia de costos irrecuperables" se hizo "más fuerte" cuanto más tiempo esperaron los sujetos.

Los científicos concluyeron que los animales pueden haber desarrollado procesos en los que la valoración se mide a partir del esfuerzo realizado, que es más fácil de procesar, porque predecir el valor de resultados futuros es "complejo y difícil".

Por otro lado, destacaron que el estado fisiológico y psicológico de un animal después de haber invertido mucha energía en una recompensa puede jugar también un rol importante.

"La comprensión de esta falacia puede ayudarnos a comprender mejor por qué tomamos las decisiones que tomamos y, en última instancia, sugerir formas de mejorar nuestra decisión", indicó en una de sus conclusiones otra de las autoras, Sarah Brosnan, de la Universidad Estatal de Georgia (EE.UU.).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes