Exhibirán el Santo Sudario de Turín por 6 semanas

TURIN, Italia ( AP). El lienzo de lino que contiene una imagen en negativo de un hombre que según la tradición cristiana fue Jesucristo tras su crucifixión y muerte, será exhibido a partir del sábado durante seis semanas.

Para el viernes por la tarde, 1,5 millones de personas reservaron para tener la oportunidad de contemplar durante tres a cinco minutos el lienzo, mantenido en una vitrina climatizada y a prueba de balas. Los organizadores dijeron esperar que este año unos 2 millones de peregrinos y turistas vean el lienzo del 10 de abril al 23 de mayo.

Esa cifra no incluye al papa Benedicto XVI, que llegará por avión a Turín, la capital de Piamonte, el 2 de mayo para rezar ante el Santo Sudario.

Tradicionalmente, el público puede ver el paño, de 4,3 metros de largo por 1 metro de ancho (14 pies por 3,5 pies de ancho) solamente una vez cada 25 años. El sudario fue expuesto en 1998 tras 20 años de espera y en el 2000 durante la celebración del milenio.

Los funcionarios eclesiásticos no quisieron exhibir el paño durante las Olímpiadas de Invierno del 2006, cuando los turistas invadieron Turín. Sin embargo, ahora, como dijeron los funcionarios de la ciudad, lo mostrarán como un gesto hacia " la importancia del comercio y el empleo" en esta ciudad que es sede la automotriz Fiat. La exhibición es promocionada como su "primera aparición en el nuevo milenio".

Desde que fue exhibido por última vez hace 10 años, expertos restauradores retiraron los parches que en 1534 le agregaron unas religiosas, dos años después de un incendio que ocasionó daños al maletín en el que se transportaba el lienzo, dijo la directora del Museo del Sudario, Gian Maria Zaccone en una entrevista con el servicio de televisión de The Associated Press.

Al retirarle los parches, los restauradores pudieron extender el lienzo y remover las arrugas que se habían acumulado por siglos en los que estuvo enrollado. Los expertos esperan que así se conservará mejor.

El difunto papa Juan Pablo II definió el lienzo como " un reto a la inteligencia" en 1998, cuando viajó a Turín para verlo. El ex pontífice le pidió a expertos que lo estudiaran usando una " metodología científica" sin ideas preconcebidas, al tiempo que tomasen en cuenta " la sensibilidad de los fieles".

El balance en sus instrucciones reflejó la posición cuidadosa que el Vaticano adoptó en torno al sudario, al que llamó un poderoso símbolo del sufrimiento de Cristo sin hacer declaraciones sobre su autenticidad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes