Experimentan si implante puede curar apnea del sueño

WASHINGTON (AP). El ronquido fuerte puede ser una señal de apnea del sueño, lo cual puede privar de descanso suficiente por la noche, que a su vez puede provocar un accidente vial e incluso un ataque cardiaco.

Ahora los científicos están comenzando a probar si un dispositivo implantado tipo marcapasos puede ayudar a ciertos pacientes, manteniendo abiertas sus vías respiratorias al enviar un estímulo a la lengua durante el sueño.

Una de las causas principales de la apnea obstructiva durante el sueño es que la lengua y los músculos de la garganta se relajan demasiado al dormir, lo suficiente como para aflojarse temporalmente y bloquear la respiración unos 30 segundos cada vez. La persona queda sin aliento y se despierta, un ciclo que puede repetirse 30 o más veces por hora, privando a los pacientes de un sueño profundo sumamente necesario.

La idea detrás del implante experimental consiste en estimular el nervio que controla la base de la lengua con una corriente eléctrica suave durante el sueño, y quizá de esta manera permanezca firme y en su lugar como lo hace durante el día, en lugar de volverse flácida.

Inspire Medical Systems, con sede en Minneapolis, planea iniciar a finales de enero el reclutamiento de 100 pacientes con apnea para un estudio crucial en Estados Unidos y Europa con el fin de ver si realmente podría funcionar la llamada estimulación del nervio hipogloso. Dos competidores están desarrollando implantes similares: ImThera Medical, de San Diego, dice que espera comenzar estudios en Estados Unidos el próximo año, y Apnex Medical, de St. Paul, Minnesota, anunció pruebas a pequeña escala.

"En este tipo de investigación no estamos buscando cambios pequeños", dijo el doctor Meir Kryger, especialista en medicina del sueño del Hospital Gaylord en Connecticut, quien está ayudando a encabezar el estudio de Inspire. "Realmente lo que estamos buscando es una cura".

Más de 12 millones de estadounidenses padecen apnea del sueño por obstrucción, según los Institutos Nacionales de Salud. Es particularmente común en gente con sobrepeso y hombres de edad mediana, aunque cualquiera puede padecerla.

El mejor tratamiento en la actualidad, llamado CPAP, utiliza mascarillas especiales que envían delicadamente aire por la nariz para mantener abiertas las vías respiratorias. Pero estudios sugieren que al menos 30% de los pacientes diagnosticados con apnea no podrán o no pueden utilizar el sistema CPAP debido a que no les ajusta bien, se sienten claustrofóbicos o se lo arrancan al girar en su cama durante la noche.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes