Expertos exploran formas de circuncidar hombres en Africa

LONDRES (AP). La fuerza más poderosa contra el sida en Africa puede ser la circuncisión, un procedimiento que es fácilmente realizado en el mundo desarrollado, pero es un reto en un continente donde hay pocos trabajadores médicos y poca disposición de los hombres por razones culturales así como miedo al dolor.

Ahora puede haber una nueva arma en el arsenal: un dispositivo en forma de anillo que es mayormente indoloro y requiere menos tiempo de instalación para los trabajadores de la salud.

El dispositivo de fabricación china, llamado ShangRing, ha sido probado en un pequeño estudio en Kenia y se tiene contemplado una prueba más grande para después este año. La Fundación Bill & Melinda Gates invertirá alrededor de 4 millones de dólares en el estudio del dispositivo.

La desventaja es que los hombres deben utilizar el ShangRing durante 10 días, pero al menos un hombre quien lo probó lo encontró sorprendentemente indoloro.

Christopher, un granjero keniano quien solicitó que sólo se utilizará su primer nombre, decidió colocarse el anillo después de escuchar qué tan dolorosa es la circuncisión tradicional.

"Pensé que sería la mejor manera de protegerse contra enfermedades (como) el sida", dijo, agregando que hubo poco dolor cuando le colocaron el anillo. Comentó que más hombres kenianos deberían probar el anillo y no encontraron complicado utilizar el anillo durante mucho tiempo.

Los científicos piensan que la circuncisión reduce las posibilidades de infección por VIH porque la piel que se corta es susceptible al virus.

El ShangRing consiste en dos anillos plásticos, uno ligeramente más pequeño que el otro, que sostienen la piel entre ellos. Con el uso de algo de anestesia, la piel puede entonces ser cortada sin sangrado o puntadas. El dispositivo se mantiene por 10 días para permitir sanar la herida.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes