Fecundación in vitro desautorizada en Costa Rica

SAN JOSE ( AFP). La posibilidad de practicarse una fecundación " in vitro", que reclaman numerosas familias en Costa Rica, se desvaneció luego de que un tribunal de casación eximió a la estatal Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) de aplicar el procedimiento a una mujer.

Los magistrados de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia anularon el fallo de un tribunal superior que en 2008 obligó a la CCSS a efectuar los estudios médicos preparatorios para fecundar " in vitro" a una mujer que reclamaba ese derecho por vía judicial.

Sin embargo, cuando se emitió ese fallo la demandante ya había desistido de procurar un embarazo por motivos de edad, razón por la cual el tribunal de casación anuló la sentencia sin entrar a conocer el fondo, que es si la técnica genera una violación al derecho a la vida.

En el año 2000, la Sala Constitucional había declarado la ilegalidad de la fecundación " in vitro" partiendo del procedimiento utilizado entonces, que era fecundar hasta seis óvulos para implantar luego el que tuviera más posibilidades de éxito y desechar el resto.

La Sala Constitucional consideró entonces que el derecho a la vida es garantizado por la Constitución costarricense desde el momento mismo de la fecundación.

Posteriormente, el tribunal civil que resolvió el asunto en 2008 estimó que el procedimiento no es ilegal si sólo se fecunda un óvulo, lo cual es técnicamente posible.

El abogado Gerardo Trejos reconoció que la nueva sentencia de la Sala Civil de Casación deja el tema de la fecundación in vitro en la situación anterior, es decir, que es ilegal, lo que a su juicio perjudica a muchas personas que no pueden procrear una familia por los medios naturales.

En relación con este tema, Trejos presentó hace nueve años una demanda contra el Estado costarricense ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual no ha sido resuelta.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes