Fragmentos de rocas marcianas cayeron sobre Africa

WASHINGTON ( AP). Una invasión marciana fue bien recibida por la comunidad científica: fragmentos de meteoritos procedentes del planeta rojo que cayeron sobre Marruecos en julio pasado.

Es la quinta vez que los expertos confirman químicamente que rocas marcianas cayeron sobre la Tierra. La vez anterior fue en 1962. Los fragmentos de roca fueron divisados en una bola de fuego que iluminó el cielo hace seis meses, pero no fueron descubiertos en suelo del norte del Africa hasta fines de diciembre.

Un comité especial de expertos en meteoritos, entre ellos científicos de la NASA, confirmó el martes los resultados de las pruebas. Certificó que 7 kilogramos de meteorito recientemente recolectados provinieron de Marte. La roca más grande pesa un kilogramo.

Los astrónomos creen que hace millones de años el impacto de un objeto enorme en Marte despidió fragmentos por todo el sistema solar. Después de un viaje prolongado por el espacio, una de esas rocas cayó sobre la Tierra. Al atravesar la atmósfera terrestre se fragmentó.

Es un acontecimiento importante para los científicos que tratan de determinar la posibilidad de que haya vida en Marte. Hasta ahora, ninguna nave espacial estadounidense ni rusa ha traído fragmentos marcianos, de modo que las únicas muestras que los científicos pueden examinar son las que caen durante lluvias de meteoritos.

La mayoría de las demás muestras ha estado en la Tierra durante millones de años o en el mejor de los casos durante décadas, lo que las ha contaminado con material terrestre. Estas nuevas rocas, aunque probablemente contaminadas por haber estado a la intemperie terrestre durante meses, son más puras y mejores para estudiar.

La vez anterior en que se detectó un meteorito marciano fue en 1962. Todas las rocas marcianas en la Tierra totalizan unos 110 kilogramos.

Las nuevas muestras fueron adquiridas por comerciantes a quienes las hallaron. Aun antes de su certificación oficial, científicos de la NASA, museos y universidades se apresuraron a comprar o canjear esas muestras.

Los científicos asociaron oficialmente el martes dichas rocas a la lluvia de meteoritos en julio que fue presenciada por testigos y videograbada.

El comerciante de meteoritos Darryl Pitt dijo que cobra de 11.000 a 22.500 dólares la onza y ha vendido casi todo lo que tenía. A esos precios, la nueva roca marciana cuesta unas 10 veces más por onza que el oro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes