Hallan culpable a científico por estafar a la NASA

Miami ( EFE). Un científico y exprofesor de la Universidad de Florida (UF) fue hallado culpable por un jurado federal de defraudar, junto con su esposa, más de tres millones de dólares a la Agencia Espacial Estadounidense, NASA, y otros organismos federales, informó hoy una fuente judicial.

Samin Anghaie, de 61 años y origen iraní, y su esposa, Sousan, de 56, fueron hallados culpables por un tribunal de Gainesville (norte de Florida) de 28 y 26 cargos de fraude, respectivamente, y de conspiración, tras tres semanas de juicio.

Según documentos consignados en los tribunales, la pareja fue acusada en 2009 de " obtener ilegalmente fondos" de la NASA después de un registro realizado en las oficinas del profesor de ingeniería nuclear por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés).

La investigación arrojó que el científico y su esposa eran sospechosos de preparar " fraudulentas" facturas mediante las que canalizaron para su beneficio cientos de miles de dólares.

La NASA había concedido a Anghaie, que dirigía en la Universidad de Florida el Instituto de Propulsión y Poder Nuclear Espacial Innovador en la ciudad de Gainesville, dos subvenciones para estudiar el uso del poder nuclear en los viajes espaciales.

La investigación se centró en la compañía New Era Technology Inc (Netech), que se creó en 1988 como una empresa de investigación de alta tecnología.

La esposa del científico era la presidenta de la compañía que, desde 1999, obtuvo trece contratos federales por 3,4 millones de dólares, de los que 2,5 millones procedían de la NASA, según los documentos consignados.

Al parecer, presuntamente se desvió una gran parte del dinero de las cuentas de la compañía a otras personales para comprar vehículos y propiedades, según una declaración jurada de agentes del FBI y un inspector de la agencia espacial.

Los agentes federales alegaron que " particularmente Sousan Anghaie falseó los índices de trabajo e información de presupuestos sobre propuestas de contratos certificados enviados a la NASA".

Por medio de estas " facturas fraudulentas" la compañía recibió por parte del Gobierno y de forma directa en las cuentas de la corporación " dinero en exceso del que, de hecho, habían ganado" por su labor, señalaron los agentes federales.

La pareja podría ser condenada a un máximo de veinte años de cárcel.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes