Hongo amenaza a murciélagos en Norteamérica

WASHINGTON ( AP). Una de las especies más comunes de murciélagos podría afrontar la extinción en décadas en el noreste de Estados Unidos debido al síndrome de la nariz blanca, una enfermedad que se está propagando con rapidez.

Aunque los murciélagos tal vez tengan mala reputación debido a que mucha gente les tiene miedo, son vitales para el control de insectos que no sólo representan una molestia, sino que propagan enfermedades entre la gente y otros animales.

El pequeño murciélago café, que está amenazado, come en una noche su peso en insectos, según se sabe.

No obstante, el síndrome de la nariz blanca, provocado por un hongo, podría extinguir en 20 años a ese tipo de murciélago en el noreste, dijeron investigadores encabezados por el profesor en biología Thomas H. Kunz, de la Univerisdad de Boston, en un estudio que será difundido el viernes en la publicación Science.

El síndrome fue descubierto por primera vez en el 2006 cerca de Albany, Nueva York, y desde entonces el número de murciélagos ha declinado entre el 30 y el 99% en diversas zonas. La enfermedad ha sido confirmada en 115 lugares de hibernación de los murciélagos en Canadá y Estados Unidos, los cuales se extienden al sur hasta Tenesí y al oeste hasta Oklahoma, según los investigadores.

El mes pasado, el Servicio Forestal de Estados Unidos dijo que ha prohibido el ingreso a cuevas ubicadas en terrenos de su propiedad en Colorado, Wyoming, Nebraska, Kansas y Dakota del Sur para ayudar a impedir a que la gente propague la enfermedad de manera inadvertida.

El Centro para la Diversidad Biológica, con sede en Nuevo México, ha solicitado a las autoridades estatales encargadas de velar por la fauna en el país que consideren el cierre al público de las cuevas de propiedad estatal con el mismo fin.

" Esta es una de las peores crisis de la fauna salvaje que hallamos afrontado en América del Norte", dijo Winifred F. Frick, coautor del estudio. " La gravedad de la mortalidad y la veloz propagación de la enfermedad suponen un desafío y una preocupación".

El hongo crece en la nariz, las membranas de las alas y en las orejas de los murciélagos mientras hibernan en cuevas y minas durante el invierno. Los investigadores aseguran que esto provoca que los murciélagos se despierten con frecuencia, lo cual los obliga a quemar sus reservas vitales de grasa y ello da como resultado que mueran de hambre antes de la llegada de la primavera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes