Identifican más genes de la enfermedad de Parkinson

LONDRES ( AP). Los científicos han identificado cinco nuevos genes vinculados con la enfermedad de Parkinson en un numeroso análisis genético de la enfermedad, según un nuevo estudio.

Después de revisar casi ocho millones de posibles mutaciones genéticas, los investigadores señalaron cinco genes conectados con esa dolencia. Anteriormente se habían identificado otros seis genes y los expertos dicen que hay pruebas crecientes de que la enfermedad generativa es desencadenada por genes.

El descubrimiento no significa que ya haya tratamientos, pero los expertos son optimistas de que estén más cerca de lograrlo.

" Se han hallado las principales variantes genéticas más comunes del Parkinson", dijo Nick Wood, profesor del Instituto de Neurología del Colegio Universitario de Londres.

" Todavía no hemos armado todas las piezas del rompecabezas, pero no estamos tan lejos", agregó Wood, uno de los investigadores que condujeron el estudio. Pronosticó que podría estar lista una prueba de diagnóstico en unos pocos años.

Hasta hace poco los científicos no estaban seguros sobre el motivo de la enfermedad, pero suponían que se debía a factores ambientales, como la exposición a sustancias químicas o lesiones en la cabeza anteriormente.

Los científicos analizaron muestras genéticas de más de 12,000 personas con la enfermedad de Parkinson y más de 21,000 de la población general en Europa y Estados Unidos. Hallaron que la gente con el mayor número de mutaciones en los 11 genes vinculados con esa dolencia tenían dos veces y media más de probabilidades de desarrollarla que quienes tenían el menor número de mutaciones.

Una persona promedio tiene 2,5% probabilidad de contraer Parkinson y el riesgo de personas con familiares íntimos que tienen la enfermedad asciende al 6%.

La investigación fue financiada por el Wellcome Trust, el Instituto Nacional del Envejecimiento y el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Se publica en línea el miércoles en la revista médica Lancet.

Parkinson es una enfermedad cerebral degenerativa que se declara cuando las células del cerebro no producen suficiente dopamina. Esa situación provoca temblores, rigidez y lentitud de movimientos. Hay tratamientos limitados, pero no una cura. Afecta mayormente a personas de más de 50 años, aunque la gente más joven a veces la desarrolla, como el actor Michael J. Fox.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes