Instalan laboratorio japonés en la ISS

WASHINGTON (AFP) - Astronautas del transbordador espacial Discovery completaron este martes la instalación de un módulo de un laboratorio japonés del tamaño de un autobús que brindará a la Estación Espacial Internacional (ISS) su mayor espacio hasta ahora, informó la televisión de la NASA.

El japonés Akihiko Hoshide y su colega estadounidense Karen Nyberg utilizaron el brazo robot de la ISS para sacar con cuidado el módulo de 15 toneladas del compartimento de carga del Discovery, y lo acoplaron a la estación.

"Felicitaciones, tenemos una nueva esperanza en la Estación Espacial Internacional", dijo Hoshide una vez terminada la tarea.

Llamado "Kibo" (esperanza en japonés), la primera instalación nipona en el espacio, tiene 11,2 metros de largo y puede albergar hasta cuatro astronautas.

En comparación, el módulo Destiny de la NASA, ya en funcionamiento, tiene 8,5 metros de largo en tanto el europeo Columbus alcanza los 6,8 metros.

Se espera que el laboratorio sea activado el miércoles, cuando también se lo ocupará por primera vez.

También se instalará el brazo robot del laboratorio, que servirá para manipular materiales y equipamiento para experimentos científicos.

Horas antes, los especialistas de misión Mike Fossum y Ron Garan estaban sobre el sudeste asiático cuando comenzaron la primera de tres caminatas espaciales planeadas en la misión del Discovery, según la televisión de la Nasa.

Los astronautas retiraron la cubierta de protección de la superficie del laboratorio Kibo, desconectaron cables de la calefacción y quitaron pernos.

El transbordador Endeavour ya había dejado un módulo del laboratorio en marzo pasado, básicamente el depósito del mismo.

La tercera y última parte del laboratorio -una estructura que estará fuera y permitirá experimentos sobre los efectos del espacio- será llevado en 2009.

Una vez completado, Kibo permitirá el desarrollo de pruebas sobre medicina espacial, biología y biotecnología, producción de materiales y comunicaciones, tanto en un ambiente presurizado como en uno expuesto al espacio.

El laboratorio será controlado en forma conjunta por la Agencia Japonesa de Exploración Espacial basada en Tsukuba y por la NASA desde el control de misiones de Houston, Texas (sur).

Con Kibo, Japón se convierte en miembro pleno de la ISS, junto con Estados Unidos, Rusia y Europa. El país asiático ha consagrado 2,800 millones de dólares a este programa.

El transbordador Discovery llegó el lunes a la estación con siete astronautas a bordo y se quedará nueve días en órbita a unos 338 kilómetros sobre la Tierra.

La NASA espera completar la construcción de la ISS para 2010, y considera a la estación una parte fundamental de sus ambiciones de exploración espacial.

Se planean diversos experimentos para estudiar los efectos de la microgravedad en seres humanos, información necesaria para lanzar misiones espaciales de largo aliento.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes