Irán permite a la prensa internacional visitar su centro espacial

MAHDASHT, Irán ( AP). Irán abrió las puertas de una estación espacial a la prensa por primera vez el miércoles, en un aparente intento por mostrarse dispuesto a permitir un atisbo a su tecnología avanzada. Mientras tanto, Teherán y los inspectores de las Naciones Unidas se intercambian acusaciones sobre el acceso a instalaciones nucleares y expertos en la materia.

La visita de la prensa al Centro Espacial Alborz, unos 70 kilómetros (40 millas) al oeste de Teherán, también procuró demostrar los progresos iraníes en ciencias aeroespaciales menos de un mes de anunciar que había colocado otro satélite en órbita.

El ambicioso programa espacial iraní ha suscitado preocupaciones en occidente debido a sus posibles aplicaciones militares. La misma tecnología de cohetes utilizada para enviar satélites a órbitas terrestre _incluso la sonda Navid, de fabricación nacional, lanzada el 3 de febrero_ también puede ser reformada para ojivas intercontinentales.

Irán dijo que Navid estaba destinada a recolectar datos sobre las condiciones meteorológicas y rastrear desastres naturales.

La visita al centro espacial, de casi 50 periodistas de medios internacionales en dos grupos, tiene lugar en momentos en que Irán y la agencia nuclear de la ONU mantienen disputas en torno al acceso de los inspectores a instalaciones y expertos nucleares.

Occidente y sus aliados temen que los laboratorios de enriquecimiento de uranio puedan llegar a producir material para armas. Irán afirma que se propone dedicarlo a la producción de energía y la investigación médica.

Permitir el acceso de periodistas a la estación espacial podría ser un intento por desacreditar las afirmaciones de la ONU de que Irán mantiene un secreto estricto sobre sus capacidades tecnológicas. Los funcionarios dijeron que el centro espacial no tiene aplicaciones militares y que se usa para controlar y recolectar datos de varios satélites, incluso Navid.

El centro está en la base de una montaña. "Somos la estación de control del satélite Navid, que ha sido diseñado para tomar fotografías de la órbita terrestre", dijo el director del proyecto, Mojtaba Saradeghi, a los periodistas, a quienes se mostró un modelo del satélite Navid.

Saradeghi dijo que las sanciones impidieron a Irán comprar algunos de los equipos necesarios para construir el satélite, pero que los expertos espaciales iraníes lograron diseñarlos y producirlos.

" Necesitábamos varios equipos, incluso sensores solares, para Navid. No pudimos comprarlos a causa de las sanciones. Por eso nosotros mismos los diseñamos y los produjimos", afirmó Saradeghi.

Kamal Yazdani, otro funcionario, dijo que en la estación se capta Terra, un satélite de investigación científica multinacional de la NASA, además de otros satélites disponibles a la comunidad científica internacional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes