Juez suspende cultivos de remolachas genéticamente tratadas

WASHINGTON (AFP). Un juez federal suspendió los cultivos de remolacha genéticamente modificada en Estados Unidos, hasta que el Departamento de Agricultura culmine una completa evaluación de su impacto en el medio ambiente.

El fallo del juez Jeffrey White, del tribunal federal de San Francisco (California, oeste), emitido la noche del viernes y publicado en el sitio web de la corte, prohíbe nuevas plantaciones de remolacha genéticamente modificada, que representan más del 90% de la producción estadounidense de ese cultivo.

Los expertos estiman que la evaluación oficial demandará más de dos años, lo que podría causar una fuerte baja en la producción en momentos en que los productores previenen que no disponen de suficientes semillas convencionales.

Con su dictamen, el juez respondió a una acción colectiva entablada por el Centro por la Seguridad Alimentaria, un grupo de defensa de los consumidores, y el Sierra Club, primera organización estadounidense de protección de la naturaleza, que se oponen a los organismos gentéticamente modificados.

White decidió que los cultivos de remolachas genéticamente modificadas ya sembrados podrán ser cosechados, pese a la solicitud en contrario de los demandantes.

La mitad de la producción de azúcar en Estados Unidos proviene de la remolacha, y la otra mitad de la caña de azúcar.

Según estadísticas del Departamento de Agricultura, la cosecha de remolacha signifcó 1,330 millones de dólares en la temporada 2007-2008.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes