Kenia: Elefantes están muriendo por sequía y caza furtiva

NAIROBI, Kenia ( AP). El hambre relacionada con la sequía y la caza furtiva han provocado la muerte de más de 100 de los famosos elefantes que Kenia tiene en el norte del país en lo que va del año, denunció un grupo conservacionista.

El zoólogo Iain Douglas-Hamilton, quien fundó la organización Save the Elephants (Salvemos a los Elefantes), dijo que la sequía es la peor que haya sufrido Kenia en los últimos 12 años. Las condiciones secas representan una amenaza grave para estos animales grandes y majestuosos, cuyas siluetas llamativas a lo ancho de las sabanas de Kenia atraen a alrededor de un millón de turistas cada año.

" Cuando (los elefantes) no tienen suficiente alimento también son vulnerables a las enfermedades, su sistema inmunológico se debilita y se contagian de toda clase de enfermedades", afirmó el lunes Douglas-Hamilton. " Los elefantes, particularmente los más jóvenes y los viejos, ya han empezado a morir".

Douglas-Hamilton agregó que la caza furtiva también ha aumentado y opinó que el repunte obedece a la decisión tomada el año pasado por el organismo regulador internacional CITES que le permitió a Zimbabue, Botswana, Namibia y Sudáfrica realizar ventas excepcionales de sus existencias de marfil confiscado.

El organismo había prohibido tales ventas previamente. Los conservacionistas temen que autoridades corruptas agreguen marfil ilegal a esas existencias.

Aunque Kenia no estuvo incluido en la autorización, Douglas-Hamilton dijo que cualquier venta de marfil eleva de inmediato la demanda global, haciendo que los cazadores busquen matar elefantes en Kenia y pasar sus colmillos de contrabando hasta otro país autorizado a vender parte de sus reservas.

Alrededor de 23,000 elefantes viven en Kenia, pero su población puede verse devastada por la caza furtiva en apenas un par de años. Un estudio reciente en Chad mostró que la población de estos grandes mamíferos se había desplomado, de 3,800 hace tres años a apenas unos 600 recientemente.

" La sequía es uno de los grandes sucesos de la naturaleza", dijo. " Golpea a todos los animales, los elefantes, las personas y otros, pero el comercio de marfil es mucho más grave y podría hacer mucho más daño si sigue desenfrenado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes